Blogs

Ya ha salido el número 276 de «El Escéptico Digital»

Ya está disponible en la web el número 276 de El Escéptico Digital, boletín electrónico de ciencia, escepticismo y crítica a la pseudociencia, que previamente se ha difundido de forma gratuita a las direcciones de los suscriptores de esta newsletter (no confundir con nuestra revista El Escéptico).

El Escéptico Digital es el boletín electrónico de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, que se distribuye por email gratuitamente. De periodicidad trimestral, en él se pueden encontrar todo tipo de artículos y noticias relacionados con la ciencia, la divulgación y el pensamiento crítico y racional.

Para suscribirse basta con acceder a El Escéptico Digital desde nuestra página principal e introducir la dirección de correo electrónico siguiendo el enlace que aparece en la cabecera del blog del EED, en nuestra web (//www.escepticos.es/esceptico-digital ) tal y como se ve en la imagen siguiente:

Por motivos técnicos ajenos a nuestra voluntad, a partir de este número no podemos ofrecer el servicio a cuentas de Yahoo.

Carta a plataformas online - coronavirus

Con motivo de la situación actual que estamos viviendo a raíz de la extensión por todo el planeta del coronavirus COVID-19, varias asociaciones hemos redactado una carta para pedir a las plataformas online ayuda en el control de bulos en salud y material pseudocientífico que se alojan en esas plataformas.

La carta completa se encuentra en https://www.apetp.com/index.php/carta-a-plataformas-online-coronavirus/

 

A las Plataformas para contenido online, que nutren las redes sociales:

Desde las asociaciones y entidades abajo firmantes, les agradecemos su necesaria implicación en el control de bulos en salud y material pseudocientífico alojado en sus plataformas, mediante su retirada. Asumimos, en línea con las últimas declaraciones de Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea: “Coronavirus myths and fake news circulating on social media can cost lives. We’re working with online platforms to stop those seeking to profit from or exploit the crisis”.

Somos conscientes de, entre otros, el anuncio de Google de prohibir los anuncios de tratamientos médicos experimentales o sin aval científico (El País, 16 de septiembre), así como hemos venido comprobando la ineficacia práctica de la propuesta.

Hay decenas de perfiles alojados en diversos canales (YouTube, Facebook, etc.), que de manera continuada y reiterada publican bulos en salud, principalmente pseudoterapias o falsos remedios que, a pesar de ser denunciados por otros usuarios, y retirado puntualmente su contenido, este vuelve a cargarse y difundirse prácticamente instantes después.

Todo ello, a pesar del PLAN PARA LA PROTECCIÓN DE LA SALUD FRENTE A LAS PSEUDOTERAPIAS #CoNprueba, lanzado por el Gobierno de España en noviembre de 2018.

La catástrofe sanitaria, social y política que estamos viviendo con el actual coronavirus y la enfermedad que este provoca debe ser el comienzo que asiente las bases de una libertad de expresión real y efectiva en redes sociales y canales de comunicación; de manera que, de ahora en adelante, se eviten perfiles dedicados a la difusión de fake news, pseudociencias y pseudoterapias.

El Escéptico Digital - Edición 2020 - Número 276 - II Época

EDITORIAL
“LAS CUENTAS DEL CORONAVIRUS”

 
Este número de El Escéptico digital se está haciendo de forma totalmente telemática, algo que no se diferencia de ninguno de los números anteriores. Por suerte, las telecomunicaciones nos han ayudado frente a la dispersión de los socios. Sin embargo, nos toca hacerlo ahora durante el comienzo de la cuarentena decretada como medida preventiva para frenar la expansión del coronavirus COVID-19, que tantos contagios y estupor está causando entre la población.

La gente se pregunta por qué otros no han previsto lo que ellos mismos creían que solo podía salir en las películas; pero no es cierto. Miles de científicos en todo el mundo han llevado una gran labor para evitar ésta y cualquier otra pandemia, y han estado ganando la batalla durante mucho tiempo donde vivimos a enemigos mucho peores, como el sarampión, la viruela o la poliomielitis, porque la guerra nunca acaba. Estas victorias no se ganaron a la primera, por supuesto, y no sólo hemos vencido con vacunas, sino también con la mejora de las condiciones sanitarias de nuestras ciudades, y el acceso a la sanidad de millones de personas que, además de mejorar su esperanza de vida, hubieran podido ser un vector de transmisión muy peligroso de la enfermedad. Hay que reconocer, entonces, la labor de todas aquellas personas que han colaborado en este sentido, que son muchas más de las que puede parecernos. Porque las epidemias llevan matando a mucha gente en todo el mundo desde siempre, aunque no salgan en las noticias.

En esta inédita crisis hay una gran cantidad de preguntas, pero observando lo que aparece en las redes sociales, parece que el número de respuestas las supera. Resulta que quienes pasaban de las matemáticas ahora conocen perfectamente cómo manejar los grandes números de los contagios, y hasta son capaces de extrapolarlos. Quienes hablan de los transgénicos o de las células madre sin conocerlos, ahora entiende de la replicación y vida de los virus. Y quienes escatiman la ayuda a los más desfavorecidos, la reclaman en el momento en que se sienten así, entre la población vulnerable y en riesgo.

No se puede dar la espalda a la investigación científica, a la educación y a las mejoras de las condiciones de vida de las personas, y luego pedirles cuentas. El enemigo es el virus, es momento de quedarse en casa y usar todas las medidas de higiene recomendadas. Es momento de usar la medicina científica, la que se siente denostada por curanderos, charlatanes y mercachifles. Es momento de aprender a parar los bulos, las mentiras y las difamaciones, de sanear las redes sociales. Luego, cuando todo esto acabe, será el momento de las respuestas. Algunas nos ayudarán para otros grandes retos que se nos avecina, como el gran problema del cambio climático.

Por otro lado, recordar y lamentar desde aquí la muerte de Mario Bunge, el filósofo de la ciencia y físico argentino que falleció el pasado 24 de febrero. Socio de Honor de nuestra entidad, siempre contamos con su cálido apoyo y con sus textos cuando se los pedimos. Un placer haber contado con sus escritos y su inteligencia en la denuncia de las pseudociencias y sus efectos perniciosos en el desarrollo de cualquier sociedad.

Gracias por leer El Escéptico Digital, y gracias por quedarte en casa. 
 

Jorge J. Frías Perles
Presidente
ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico

Completo dossier sobre bioneuroemoción de la RedUNE

Estamos observando el ascenso de una peligrosísima pseudociencia llamada "bioneuroemoción", cuyas víctimas son convencidas de que sus enfermedades están generadas por quiénes les rodean. Ello provoca la desafección con familiares, trastornos psicológicos, el abandono de los tratamientos médicos, e incluso la muerte.

La redUNE de prevención del abuso de debilidades y derivas sectarias ha recopilado un completísimo informe sobre estas malas prácticas. Dado el gran interés, lo hemos guardado dentro de nuestra sección de monografías (donde hay extensa información sobre otros temas), accesible desde el menú de publicaciones de la web.

La monografía puede consultarse en la dirección: https://www.escepticos.es/monografia/4307

Páginas