Los hoax y la medicina: la chirimoya no cura el cáncer

El Escéptico Digital - Edición 2013 - Número 267

Volver al sumario


Maria Nieves Moreno

(Artículo publicado originalmente en la bitácora Mi anamnesis)

Después de tantos años de Internet, nadie debería seguir dando importancia a los “Hoax“. Pero resulta que la gente sigue prefiriendo creer una sarta de mentiras que le llegan por email antes que a las publicaciones científicas. Prefieren creer al supuesto “doctor de nombre inventado” que a su médico de toda la vida.

El Hoax al que me refiero en este post es: “Milagrosa Chirimoya: cura el cáncer”. Si no puedes ni imaginar que alguien se lo crea, yo tampoco; pero no hay más que leer los comentarios de esta página para darse cuenta que hay gente que se lo cree.

Este es un Hoax especial, es bastante largo y curiosamente sin faltas de ortografía (en este caso no se olvidaron de utilizar el corrector del Word). No os preocupéis, no voy a ponerlo entero, solo las partes más sorprendentes. Ahí va:

El Escéptico: 

Convocatoria «Escépticos en el pub» - 06-04-2013 + vídeos de anteriores entregas

Aprovechamos la Semana Santa para anunciar una charla estupenda. Dentro cartel:

cartel-abril2013-small

Miguel Ángel Sabadell, doctor en ciencias, Editor de Ciencia de Muy Interesante y viejo escéptico, estará con nosotros en el Irish Corner a las 19:30 el 6 de abril para hablarnos del Jesús histórico. La introducción que ha enviado es larga pero merece la pena leerla:

En 1985 Robert W. Funk creaba el Jesus Seminar, un grupo formado por un centenar de académicos neotestamentarios con el objetivo de elucidar, utilizando la antropología, la historia y el análisis textual, qué pudo y qué no pudo decir Jesús. Y la polémica, que se había encontrado latente a lo largo de todo el siglo XX, estalló. La razón es obvia: además de sesudos artículos y libros, los miembros del seminario se dedicaron de manera consistente a sacar su postura en los medios de comunicación una visión de Jesús muy diferente a la por todos conocida. El tranquilo mundo de la investigación neotestamentaria, en manos de católicos y protestantes, se vio sacudido por el terremoto mediático de la década de los 90. Nuevas imágenes de Jesús aparecieron por autores no vinculados a ninguna iglesia y las viejas posturas recibieron un fuerte impacto bajo la acusación de haber entorpecido y enmascarado al verdadero Jesús.

Una idea debemos tener presente: la investigación histórica del Nazareno, el que realmente vivió y murió en Galilea, está y estará siempre en la cuerda floja. “No existe una Suiza neutral en el investigación sobre Jesús”, afirma el sacerdote católico John P. Meier, profesor de Nuevo Testamento en la Universidad de Notre-Dame en Indiana, EE UU. No es lo mismo que estudiar a Sócrates o a Alejandro Magno. En rarísimas ocasiones se ha dado el caso que un historiador confesional haya llegado a conclusiones distintas a las que soporta su fe. Y si no es así, se puede prever qué sucederá: como le ocurrió a la teóloga Uta Ranke-Heinemann, autora del polémico libro No y amén, compañera de estudios del anterior Papa y la primera mujer en ser profesora de teología en una universidad católica, de donde fue separada de su cargo al interpretar la virginidad de María en un sentido únicamente teológico y no biológico.

La vida de Jesús, tal y como nos ha llegado, es totalmente sobrenatural: nacido de una virgen, autor de portentosos milagros y, sobre todo, resucitado de la muerte. Ya lo dijo Pablo de Tarso: “si no resucitó Cristo, vana es nuestra predicación, vana también vuestra fe”. En este sentido, la historicidad de la resurrección, que el Catecismo de la Iglesia Católica sostiene en base al testimonio recogido en los evangelios, es clave para entender las peleas y debates que en la última mitad del siglo XX se han producido en el ámbito universitario y que se conocen como The Jesus Wars, las Guerras de Jesús.

Por eso “el estudio histórico de Jesús es un cómodo lugar para hacer teología y llamarlo historia”, comenta uno de los más polémicos estudiosos neotestamentarios, John Dominique Crossan.

El Jesús histórico no se resolverá jamás. Cada cual arrima el ascua a su sardina e intenta ajustarlo a su propia ideología. Cualquier investigación histórica adolece de suficientes lagunas para poder bailar con los hechos hasta acomodarlos a nuestras concepciones previas. Si existen personas capaces de negar el holocausto nazi, ¿qué no puede hacerse con una figura de hace 2.000 años del cual la única información que se tiene es la que proporcionan sus propios seguidores? La investigación sobre el Jesús histórico presenta una clara falla: la escasa investigación antropológica y psicológica de cómo se construyen las historias míticas y religiosas. Entender porqué aparecieron y triunfaron movimientos más modernos, con un origen netamente sobrenatural, como el espiritismo –a los dos años de su nacimiento en 1848 aglutinaba a más de 8 millones de seguidores– o el más reciente de los contactos con extraterrestres, quizá proporcionen alguna luz sobre el nacimiento de las religiones y sobre la fiabilidad de las fuentes. De todas formas, en Jesús se hace cierto lo que el físico teórico Werner Heisenberg dijo en broma de su propia especialidad: “cuando los hechos no concuerdan con la teoría, es un problema exclusivo de los hechos”.

Recuerden que no es necesario apuntarse en ninguna parte ni cobramos entrada. Acérquense, no se arrepentirán.

Además, por cortesía de Ricardo Palma, ya tienen disponibles los vídeos de las últimas entregas:

Pensando Críticamente: ¿El mito de la monogamia?

Ya está disponible el último podcast de Pensando Críticamente. En esta ocasión, las entrevistadas son Almudena Martínez sexóloga y Montse Ibáñez matemática. Ellas han sido las últimas ponentes de Escépticos en el Pub(Madrid). Con ellas hablamos sobre la monogamia y otras opciones sexuales del animal humano.
etiquetas generales: 

Charlas de las Jornadas de Pensamiento Crítico de Figueres

Ya están subidas a Internet las charlas de la 8ª trobada escéptica en el IES Ramón Muntaner de Figueres. En esta ocasión los ponentes fueron P. Horts, Ernest Vila, Alberto Fernández, Juan Pablo Fuentes, Ferran Tarrasa y Juan Soler. 

Los vídeos están en la página de Youtube de escèptics, en los enlaces siguientes:

http://youtu.be/x2rQHntTqDg

http://youtu.be/t_3X0lqAnoc

http://youtu.be/pD39oc3zi_Q

Propuesta para la creación del área de política científica de Izquierda Unida

El Escéptico Digital - Edición 2013 - Número 267

Volver al sumario


Eparquio Delgado

(Artículo publicado originalmente en la bitácora de Eparquio Delgado).

Después de varias semanas de debate y elaboración colectiva, por fin tenemos el documento definitivo para solicitar la creación del Área de Política Científica de Izquierda Unida. Aunque el tema científico y tecnológico ha sido abordado en los documentos y propuestas de IU, hasta ahora no se había planteado la posibilidad de contar con un área específica dirigida al debate y elaboración de programas y proposiciones en este ámbito. Desde hace algún tiempo un grupo de compañeros/as de varias federaciones hemos venido elaborando la propuesta para que Izquierda Unida sea la primera organización política del país en contar con un área de estas características tanto a nivel federal como en las propias federaciones. Ahora está en manos de la Presidencia Federal y el Consejo Político Federal realizar el trámite para dar carta de naturaleza a este grupo de trabajo, abierto a la participación de compañeros/as de todas las federaciones y también de simpatizantes del mundo científico y tecnológico. Aquí tienen el texto de la propuesta.

El Escéptico: 
EED: 

Páginas