Blog de jmgomez

V curso la Ciencia toma la Palabra: los Problemas Sociales de las Pseudociencias en la Era de la Información

Típica imágen new age

Este año volvemos a lanzar el curso La Ciencia toma la Palabra: los Problemas Sociales de las Pseudociencias en la Era de la Información. Como otros años, este curso puede convalidarse por 2 créditos o un certificado ICE de 20h con un coste de 30€. Ya se ha abierto la prescripción y matrícula que se realiza a través de la web de la Universidad de Alicante. Hemos preparado unas instrucciones para explicaros paso por paso cómo hacer la matrícula del curso. Si tenéis cualquier duda no dudéis en poneros en contacto con nosotros. Como todos los años, este curso se podrá realizar presencial, on-line en directo y on-line en diferido.

El programa del curso de este año es espectacular y traemos temas y ponentes más que interesantes. Se hablará sobre los transgénicos y debatiremos si son buenos o malos para la salud o el medioambiente; lo mismo haremos sobre la telefonía móvil, los wifis y, en general, la emisión de radiofrecuencias no ionizantes; se hablará sobre la comunicación de la ciencia y si los medios lo hacen con rigor o no; nos explicarán si es posible que los extraterrestres construyeran grandes obras faraónicas de la antigüedad como las pirámides o la muralla china; analizaremos el miedo a lo químico, su origen y si tiene validez o no; analizaremos a las sectas 2.0, las nuevas sectas que están entre nosotros disfrazadas de nuevos supuestos métodos de curación, y cómo reconocerlas; trataremos el tema de por qué a veces creemos cosas sorprendentes pese a que es evidente de que es un fraude; nos introduciremos en el tema del cáncer y del envejecimiento, su relación y cómo combatirlos; y, finalmente, se expondrá las razones de por qué la ciencia y el acceso a ella debería ser un derecho humano.

Este curso es posible gracias al patrocinio de la Cátedra Telefónica: uso y aplicaciones del Big Data, la Universidad de Alicante, la ARP Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico y el Institut d'Estudis Catalans. Además, ha colaborado la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas y el propio ARP Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico.

 

Compartir: 

Ciencia y Pensamiento Crítico en la EPS de la UA

Cartel de la actividadDurante el Mes Cultural de la Escuela Politécnica Superior (EPS) de la Universidad de Alicante, el 24 de febrero de 2017 a las 11.30h en el Salon de Actos de la EPS I tendrá lugar un seminario sobre Ciencia y Pensamiento Crítico con el objetivo de mostrar cómo son los nuevos estafadores y timadores que juegan con nuestra salud y que pasan, para mucha gente, desapercibidos. Veremos cómo han evolucionado los charlatanes desde la época del oeste a los modernos coaching, pasando por los gurús esotéricos con sus pintas estrafalarias y explicaremos el por qué de esta evolución. Explicaremos cómo utilizan la pseudomedicina y las pseudoterapias para atraernos y convencernos de comprar productos ineficaces e incluso perjudiciales. Para ello también hablaremos de la medicina basada en la evidencia y en qué se diferencia de lo que no es medicina, poniendo ejemplos de distintas pseudoterapias y evidenciaremos cómo usan los sesgos cognitivos que tiene nuestro cerebro para hacernos creer que algo que no sirve para nada parezca que funciona. Pero no nos quedaremos en una mera descripción del problema, también hablaremos de los problemas sociales que esto acarrea y la cantidad de muertos que se estima que estas prácticas cuestan.

Esta ponencia será de una hora de duración más otra media hora de preguntas. Las ponencias se podrán ver por Internet a través del servicio de videostreaming de la Universidad de Alicante y después se publicarán por YouTube. El acceso es gratuito y abierto a todo el mundo pero si profesores de instituto o último año de secundaria quieren traer a sus alumnos, por favor, pónganse en contacto con nosotros primero para controlar la capacidad.

Compartir: 

IV Curso La Ciencia Toma la Palabra: los Problemas Sociales de las Pseudociencias en la Era de la Información

El lunes, martes y miércoles de la semana que viene tendrá lugar uno de los mayores eventos de pensamiento crítico y escepticismo que organiza la Universidad de Alicante con el apoyo de ARP-Sociedad por el Avance del Pensamiento Crítico: la cuarta edición del curso La Ciencia toma la Palabra los Problemas Sociales de las Pseudociencias en la Era de la Información. Este curso, que contó el año pasado con 240 alumnos, se puede realizar tanto presencialmente como de forma on-line y se tratarán temas como lo que es medicina y lo que no lo es, de la mano de José M. Mulet; los aspectos psicológicos de las creencias irracionales y la pseudociencia de la mano de Helena Matute; de la pseudociencia en economía por José Luis Ferreira; cómo aplicar el método científico en la vida cotidiana por Xavi Luri, un hombre que ha colaborado con la Agencia Espacial Europea para mandar el satélite Galileo al espacio; el matemago Fernando Blasco nos hablará sobre magia y cómo los charlatanes (o magufos) la utilizan para engañarnos; sobre extraterrestres, fenómenos paranormales y el peligro de creer gracias al siempre irreductible Luis Alfonso Gámez..

El curso se realizará en el Salón de Actos del edificio Germán Bernacer de la Universidad de Alicante y cuesta 30€ si quieres los créditos o el certificado del curso y gratis si no..
 

Compartir: 

Ring científico ¡Vaya disparate!

Portada de El Escéptico 41

Este artículo es un avance de El Escéptico 41 que ya está a la venta. Este número saldrá en el apartado de El Escéptico de esta Web dentro de un año. Pero si quieres estar al día y tenerla en formato físico puedes suscribirte a ella.

Versión para imprimir

En el Festival de Ciencia, Tecnología e Innovación de este año (Barcelona, 14 y 15 de junio 2014) se ha celebrado un Ring Científico. En espacios de unos 35 o 45 minutos "expertos de alto nivel debatirán cara a cara sobre temas controvertidos de la actualidad científica y donde podrás decir lo que piensas”. He ido a dos de los debates. El primero sobre energías renovables y el segundo sobre homeopatía. Muy diferentes entre sí.

El primero era entre dos profesores de tecnologías energéticas, hablaban el mismo lenguaje, tenían datos y discutían sobre el tema: ¿Son las energías limpias tan limpias? ¿Nos salvarán el futuro? Matices, comentarios, coincidencias y discrepancias, educación... No era un debate, no era un ring.

El segundo debate fue entre Jesús Purroy, biólogo que en los últimos meses ha publicado y presentado su libro “Homeopatia sense embuts” (“Homeopatía sin rodeos”), de Ediciones UB, y Gonzalo Fernández Quiroga, médico y director del Máster de Homeopatía de IL3-UB (para vergüenza de mi universidad). El guión inicial del moderador se ha seguido poco. Siguiendo la costumbre en este tipo de debates, el representante de la academia y de la ciencia, Purroy, intentaba seguir el guión, no interrumpía y respondía a las interpelaciones del interlocutor, mientras que el representante de la terapia no convencional cambiaba de tema, interrumpía al científico, evitaba los temas conflictivos cambiando de tema sin ningún problema...

Se ha hablado poco de las tonterías de las bases “científicas” de la homeopatía, el principio de dilución, del principio de similitud, de la no-posibilidad de hacer seguimientos clínicos, etc. En cambio, el homeópata ha conseguido llevar en muchos momentos la discusión hacia las similitudes entre el médico homeópata y el médico digamos normal, hacia el hecho de que la práctica del efecto placebo se da tanto entre “medicamentos” homeopáticos como con los demás.

El homeópata siguió escrupulosamente las buenas prácticas de debate entre homeópata y científico, que supongo que deben estar trabajadas, escritas y definidas perfectamente, porque siempre son las mismas. En un rápido resumen, yo creo que son:

Compartir: 

Carta protesta a la directora de la AEMPS

Portada de El Escéptico 41

Este artículo es un avance de El Escéptico 41 que ya está a la venta. Este número saldrá en el apartado de El Escéptico de esta Web dentro de un año. Pero si quieres estar al día y tenerla en formato físico puedes suscribirte a ella.

Versión para imprimir

Madrid, 4 de diciembre de 2013
Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.
Dña. Belén Crespo Sánchez-Eznarriaga

Estimada señora Crespo:

Me dirijo a Vd. en nombre de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, sociedad dedicada a la difusión de la ciencia y a la oposición a prácticas y nociones anticientíficas y supersticiosas. La extensión de las pseudomedicinas es un motivo de grave preocupación para ARP-SAPC.

La presencia cada vez mayor de los productos homeopáticos es, en nuestra opinión, una muestra representativa del avance de las pseudomedicinas. La normativa europea y las costumbres de ciertos países pueden ser favorables a la homeopatía, pero eso no es más que un criterio de autoridad. Las diluciones empleadas en homeopatía convierten a esos productos en meros excipientes sin principios activos, y ningún ensayo clínico ha podido demostrar que esos productos sean otra cosa que placebo.

Nos preocupa que, en la entrevista que recientemente le hizo el diario “El Mundo”, publicada el 3 de diciembre de 2013, la máxima responsable de la AEMPS llame “medicamentos” a esos productos. La inocuidad de un excipiente no es, creemos, un argumento válido para avalar la presencia de los productos homeopáticos en las farmacias. Que la legislación europea o nacional lo permita no es obstáculo para tomar medidas que promuevan una correcta información destinada a los pacientes, sobre todo en un país como España, donde es frecuente la confusión de la homeopatía y la fitoterapia, y donde se difunden mensajes abiertamente favorables a la homeopatía desde programas televisivos de gran eco entre la población de edad avanzada.

Nos preocupa que se considere la elección de la homeopatía como un asunto cultural. Que haya países con tradición e industria homeopática no es garantía de nada, como tampoco lo es el rechazo a los medicamentos basado en la quimifobia acríticamente divulgada en distintos medios. Al paciente no hay que protegerlo de manera paternalista, pero es preciso proporcionarle una información adecuada. No creemos que el público esté convenientemente informado si se acepta la inocuidad como único criterio válido para la inclusión de productos homeopáticos en el vademécum de medicamentos.

Hay un fragmento de la entrevista que nos produce una especial preocupación y que reproducimos literalmente:

“Pregunta: Pero lo que la gente quiere es que si se toma algo con un fin, se cumpla, ¿no cree?

Respuesta: Claro, pero eso depende de la relación médico-paciente. Cuando una persona va a un médico que le prescribe un producto homeopático el médico se lo explica, le dice por ejemplo “Yo te prescribo esto para este fin, porque sistemáticamente tienes catarro y te voy a reforzar un poco la parte de las defensas”, y se lo prescribe sin más. No hay más.

No hay más, ni menos. Justamente cita usted un ejemplo claro que explica por qué la relación médico-paciente no es un criterio admisible. La homeopatía no refuerza las defensas. Esa es una afirmación temeraria, carente de base científica. Que la AEMPS se pliegue a semejante criterio es verdaderamente alarmante. Por un lado, usted responde poco después que si el producto homeopático afirma que refuerza las defensas, debe demostrarlo aportando los análisis pertinentes; en ese contexto, la afirmación del médico de su ejemplo es una muestra más de la indefensión de pacientes sometidos a un arbitrario principio de autoridad.

Vd. afirma en otro momento que las empresas de productos homeopáticos tienen derecho a comercializar sus productos. En ARP-SAPC sostenemos que los pacientes tienen derecho a una información fiable, que no se limite a certificar la inocuidad del producto. No es aceptable que un médico o un farmacéutico aporten verbalmente a esos productos las indicaciones terapéuticas que la industria homeopática no puede presentar por ley. Esos productos deberían contener información válida para el paciente, que diga expresamente que el producto carece por completo de indicaciones terapéuticas.

La “falta de cultura homeopática” a la que Vd. alude en su entrevista es una gran ventaja para nuestro país y debería ser motivo de orgullo. ARP-SAPC lamenta los intentos de normalizar los productos homeopáticos y de equipararlos con los medicamentos.

Nuestra petición a la AEMPS es que emplee todos los medios posibles para proteger el interés y la Salud de los pacientes, y que incluya especificaciones claras sobre la carencia de indicaciones terapéuticas de los productos homeopáticos.

Compartir: 

Páginas