APETP

Primer informe sobre fallecidos por pseudoterapias en España

La Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP) acaba de presentar el “Primer informe sobre fallecidos a causa de las pseudoterapias en España”, en el que sitúa la cifra actual en una horquilla entre las 1210 y las 1460 muertes al año.

El informe se ha realizado a partir de casos particulares recogidos en prensa y en la literatura científica, y extrapolados a la población española, por lo que esas cifras son una primera aproximación. Además, sirve para llamar la atención sobre la ausencia de estudios oficiales tanto en este como en el resto de países.

Por último, analiza el auge de las pseudoterapias en España, que implica a universidades, ayuntamientos, colegios profesionales y otros organismos públicos.

El informe completo se encuentra en www.apetp.com/index.php/2019/01/20/primer-informe-sobre-fallecidos-por-pseudoterapias-en-espana

«Homicidio de un enfermo», libro de Julián Rodríguez

Bajo el título de "Homicido de un enfermo (historias reales)", Julián Rodríguez cuenta el caso de su hijo Mario, que abandonó la terapia con quimioterapia con la que estaba tratando su leucemia para acogerse a una falsa terapia llamada "medicina ortomolecular" a base de zumos que no hizo más que acelerar su muerte.

A partir de entonces, Julián ha estado llamando la atención a instituciones y medios de comunicación, para que el caso de Mario no vuelva a repetirse nunca más.

En el libro se cuenta también el periplo de Julián Rodríguez, premio Mario Bohoslavsky, por las distintas administraciones, y las acciones legales que llevó a cabo, sin obtener por desgracia la justicia demandada. Con la iniciativa de Julián se fundó la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP).

El libro está editado por Letrame, y está disponible en los principales canales de venta.

 

Hoy hay charla de Elena Campos en EEEP Compostela

Las pseudoterapias matan pero sus víctimas non se consideran tales. Hablaremos de casos manifiestos de víctimas de pseudoterapias y valoraremos la última sentencia, la del caso Mario Rodríguez, entre otras. Comentaremos la manipulación psicológica que sufren las víctimas, al menos de tipo coercitivo. Discutiremos algunos artículos clave relacionados con las pseudoterapias en nuestro ordenamiento jurídico y, finalmente, debatiremos si en realidad no se trata tanto de un problema de falta de legislación, como de falta de aplicación o permisividad desde los diferentes ámbitos competentes.

Asociación para Proteger al Paciente de Terapias Pseudocientíficas (APETP)

la Asociación para Proteger al Paciente de Terapias Pseudocientíficas (APETP) intenta proteger al enfermo de la multitud de terapias pseudocientíficas que pueden perjudicarle, ya sea por abandono de un tratamiento avalado científicamente, por dañar su salud o por pagar cantidades de dinero sustanciales por falsas terapias que no pueden ofrecerle una curación real.

Están entre sus objetivos trabajar para conseguir la tipificación como delito de las actividades pseudocientíficas, informar a quiénes corresponda de los casos de injerencias de no profesionales, conseguir que ciertas expresiones no puedan usarse en promoción y publicidad de cualquier producto, y trabajar para fomentar el pensamiento crítico, escéptico, objetivo y científico.

Más información en www.apetp.com/

Sugerencias al nuevo Plan Estatal de Investigación Científica, Técnica y de Innovación

Las asociaciones ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, Círculo Escéptico, Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas, Red de prevención del sectarismo y abuso de debilidad, Hablando de Ciencia y Farmaciencia han entregado a la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación un documento con sugerencias para ser incorporadas al nuevo Plan Estatal de Investigación Científica, Técnica y de Innovación 2017-2020, que se encuentra en periodo de información pública.

El documento plasma la preocupación de estas asociaciones por el incomprensible estatus que disfrutan las pseudociencias, sin duda porque la sociedad está mal informada, y no sabe distinguirla. Sugiere modificaciones que pasan por una apuesta fuerte por la promoción de la ciencia, en particular en el campo de la salud, donde estas asociaciones llevan mucho tiempo denunciando los fraudes que se están cometiendo a diario, y fomentar estudios sociales que estudien la repercusión de la pseudociencia y la falta de cultura científica en la sociedad.

 

Páginas