Medicinas Alternativas

Julián Rodríguez Giner, premio Mario Bohoslavsky

Durante la Asamblea General de socios 2016, celebrado el pasado sábado 23 de abril en Valencia, se decidió otorgar el premio Mario Bohoslavsky a Julián Rodríguez Giner, fundador de la Asociación para Protegera al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APEPT).

 

Julián Rodríguez Giner, vecino de la localidad valenciana de Burjassot nacido en 1959, declaró la guerra a las pseudoterapias a raíz de la muerte de su hijo Mario, un estudiante de Físicas que enfermó de leucemia, pero en vez de seguir el tratamiento de quimioterapia que le aconsejó su médico, acabó por someterse a una pseudoterapia recomendada por un curandero que aseguraba ser capaz de curar el cáncer con vitaminas. El pseudotratamiento (que le costó a la familia más de cuatro mil euros) incluía, además de unas 25 pastillas al día de vitaminas, elementos como alcohol y hongos que interfirieron negativamente en su recuperación. Todo esto influyó en que Mario falleciera en Julio de 2014, solo seis meses después de que se le diagnosticara la enfermedad.

 

Dos semanas después del terrible desenlace, Julián decidió crear una asociación para combatir a los charlatanes que sacan partido de la incultura científica de la gente aprovechándose de sus tragedias y denunciar a José Ramón Llorente, el curandero que trató a su hijo. Este caso ha protagonizado muchas portadas de revistas y periódicos logrando visibilizar un problema que afecta a mucha gente, pero que nunca había sido noticia.

 

Mario Bohoslavsky fue un periodista científico y socio muy activo de ARP. Es autor del Manifiesto Escéptico de esta entidad. Da nombre al premio que otorga la Asamblea General de socios de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico a aquellas personas, ajenas a la asociación, que se han distinguido por impulsar el desarrollo de la ciencia, el pensamiento crítico, la divulgación y la educación científica.

 

Puede consultarse la lista de premiados en http://escepticos.es/?q=node/5

Dossier sobre bioneuroemoción de la RedUNE

Estamos observando el ascenso de una peligrosísima pseudociencia llamada "bioneuroemoción", cuyas víctimas son convencidas de que sus enfermedades están generadas por quiénes les rodean. Ello provoca la desafección con familiares, trastornos psicológicos, el abandono de los tratamientos médicos, e incluso la muerte.

La redUNE de prevención del abuso de debilidades y derivas sectarias ha recopilado un completísimo informe sobre estas malas prácticas. Dado el gran interés, lo hemos guardado dentro de nuestra sección de monografías (donde hay extensa información sobre otros temas), accesible desde el menú de publicaciones de la web.

La monografía puede consultarse en la dirección: http://www.escepticos.es/monografia/4307

Desde ARP-SAPC estamos muy preocupados por la popularización de esta peligrosa pseudoterapia, que está llegando a lugares como la Fundación General de la Universidad de Málaga, que tenía en agenda realizar un curso de verano dedicado a esta y otras pseudoterapias sin sentido. Por ese motivo habíamos pedido al rector, como otras organizaciones, particulares y profesorado de la UMA, que retirara dicho curso. Tras la decisión de la FGUMA de no impartirlo, ARP-SAPC muestra su inquietud por la nota de prensa emitida por la misma, y confiamos en que no se siga adelante el mismo curso con un falso maquillaje.

Vídeo y podcast de Carlos Rodríguez en Escépticos en el Pub Madrid

Ya está disponible el vídeo de la charla de Carlos Rodríguez (@carlosmascotero)"Pseudociencias en el veterinario" convocada para el pasado evento de mayo en Escépticos en el Pub Madrid.


Podéis acceder aquí al podcast de la entrevista previa,

Dossier sobre bioneuroemoción

El presente documento es una compilación in extenso de la mayor parte de documentación que hemos podido recabar sobre el movimiento denominado “Bioneuroemoción” durante 2014-2015.

 

El objetivo es dejar patentes sus conceptos erróneos y antagónicos con los conocimientos médicos, científicos y psicológicos establecidos, su peligrosa aplicación y su alarmante auge e intromisión en los más variados ámbitos de la sociedad.

etiquetas generales: 

Pseudociencias en los cursos de verano de la Fundación General Universidad de Málaga

Sr. Rector de la Universidad de Málaga y Presidente de la Fundación General UMA:

Cuesta entender con qué criterio una universidad puede dar cabida a un curso cuyo título ya debería poner en guardia a los responsables de aprobar esas actividades. Plantear si la enfermedad es “enemiga o aliada” es tan preocupante, desde el punto de vista científico, como plantear si el ser humano debe sufrir para ser merecedor de una recompensa ultraterrenal.

En efecto, la consideración del ser humano como un todo compuesto por “distintos cuerpos o dimensiones”, algunas de ellas “no detectables con los instrumentos de que disponemos”, abre la puerta a interpretaciones mágicas y pseudocientíficas de la realidad.

Una de esas interpretaciones, conocida por sus características sectarias, es la bioneuroemoción. RedUne alerta de su peligrosidad porque culpabiliza al paciente de su enfermedad y le convence de que el origen de ésta se encuentra en un conflicto o quizá en un deseo oculto, que la enfermedad es un aviso del cuerpo para que solucionemos ese conflicto y que solo con esto ultimo ya se curará la dolencia. Este enfoque que banaliza el tratamiento médico ha causado víctimas en varios países, entre ellos España.

También tiene la consideración de secta la antroposofía, una secta religiosa en este caso, que se presenta como modelo educativo vanguardista y liberador. El hecho de que esté ampliando su ámbito de actuación a la medicina es francamente preocupante.

Por lo que respecta a la homeopatía, la UMA sin duda sabe que otras universidades han eliminado la homeopatía de su oferta de formación debido a su falta de base científica. El uso de la homeopatía, como en general el de las llamadas "terapias alternativas" como sustitutos de los tratamientos oncológicos convencionales está rotundamente desaconsejado por la Asociación Española Contra el Cáncer. No tiene más eficacia que el placebo y algunos estudios indican que quienes utilizan esta pseudoterapia son en general más propensos a abandonar las terapias de efectividad contrastada.

En cuanto a la alimentación, el consenso entre los nutricionistas es que si es saludable y equilibrada reduce las probabilidades de desarrollar ciertas enfermedades prevenibles, pero no hay “alimentos que curen”, como sostiene una de las ponentes anunciadas en el curso, y mucho menos dietas que puedan sustituir con ventaja a los tratamientos médicos existentes.

Habría mucho más que decir del programa de este curso, pero no queremos alargarnos en exceso. Para terminar, queremos dejar claro que, además de vulnerar el código de buenas prácticas de la propia fundación, la libertad de cátedra no puede amparar la difusión de ideas pseudocientíficas que van en contra del conocimiento científico basado en evidencias, y que en muchos casos pretenden sustituirlo, con el peligro que eso supone para personas vulnerables como los pacientes de enfermedades graves. Está en juego algo mucho más importante que el prestigio de una universidad: la salud de las personas.

ARP- Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico

Páginas