LA GRAN DILUCIÓN

Sección: 
MONOGRÁFICO JORNADAS SOBRE CIENCIA Y PSEUDOCIENCIA HERRAMIENTAS PARA LA CULTURA CIENTÍFICA
Traductores: 
Pagina final: 
35
pinchar aqui para descargar pdf


Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  LA GRAN DILUCIÓN
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

Foto: Soledad Luceño

el progreso de la pseudociencia. Explicaciones como
el diseño inteligente van encontrando espacio en esta
situación e imponiéndose de manera imperceptible en
las mentes de la ciudadanía.
Lo que tu naturópata no te cuenta
José Manuel Gómez Soriano
Universidad de Alicante
Los charlatanes han ido evolucionado en el tiempo
para pasar desapercibidos en cada época como lo que
son. En esta presentación hablo de cómo han ido cambiando a lo largo de la historia hasta convertirse en lo
que son hoy, bondadosos campesinos o exitosos coaches que por sus apariencias nadie sospecharía que
detrás de ellos hay un negocio criminal con decenas
de muertos a sus espaldas.
En el Oeste americano eran unos hombres vestidos
de frac con sombreros de copa o de bombín, que recorrían en carromatos las ciudades y pueblos de aquellos
lares. Como en el intelecto colectivo se ha quedado
plasmado ese perfil de charlatán, han evolucionado a
otras formas, adaptándose a los tiempos; en los años
setenta se vestían de formas exóticas, con largas túnicas hindúes o budistas, y esa imagen también ha quedado asociada a la típica secta o charlatán. Así, como
en la feroz lucha de la naturaleza, los estafadores
tienen que adaptarse a los nuevos tiempos o perecer.
Actualmente visten con americanas y dan conferencias en grandes recintos, con técnicas de coaching e
incluso sectarias, convenciendo a la gente de que su
el escéptico 34

terapia es la auténtica. También los hay que van de
naturalistas, de que viven en armonía con la naturaleza, presentándose como humildes agricultores, cuando por detrás tienen un emporio basado en mentiras
y en el sufrimiento de la gente. Pero es importante
reconocerlos en cada época y saber distinguirlos, porque en el futuro, cuando ya asociemos estas imágenes
contemporáneas a charlatanes, se volverán a adaptar
para distinguirse de lo que la sociedad reconoce como
vulgares estafadores. En esta charla explico esto, pero
también doy a conocer estudios científicos que parecen indicar que sus prácticas no solo afectan a los
bolsillos de sus víctimas, sino también a su salud y su
supervivencia.
La gran dilución
Ana Portilla
Departamento de Matemáticas, St. Louis University (Madrid Campus)
La sociedad tecnológica en la que vivimos nos
bombardea constantemente con ingentes cantidades
de información, en muchos casos no contrastada. La
incultura científica, y en particular la matemática, nos
hace tremendamente vulnerables a la manipulación
mediática. Muchas supuestas terapias alternativas,
conscientes del prestigio social que posee la ciencia,
por un lado, explotan esta falta de formación científica y, por otro, se aprovechan de la credibilidad que un
lenguaje pseudocientífico les otorga.
En esta ponencia en concreto nos centramos en la
homeopatía. Es más usual desmontar esta pseudoteraAnuario 2018

pia usando argumentos de química elemental. Aquí,
en cambio, proporcionamos argumentos matemáticos
sencillos e irrebatibles. Para ello, comenzamos entendiendo con ejemplos prácticos qué quiere decir que
algo crezca exponencialmente. Después, utilizamos
ese conocimiento para analizar con espíritu crítico los
fundamentos de los preparados homeopáticos. En este
sentido, fácilmente comprobamos que un preparado
homeopático etiquetado como «CH12» se obtendría
diluyendo tres cuartas partes de una cucharadita de
café de un supuesto principio activo en toda el agua
de la Tierra. En el caso de un preparado «CH30», hablamos de disolver media cucharadita de café en una
esfera de 131 años luz de diámetro. Desde otra perspectiva, la probabilidad de ingerir una molécula de
algo que no sea agua o azúcar en un preparado CH30
es equivalente a la de ganar cinco semanas seguidas la
lotería primitiva. La conclusión es obvia.
La vacuna solidaria
Ana Granados
Departamento de Matemáticas, St. Louis University (Madrid Campus)
El movimiento antivacunas consigue expandirse
utilizando argumentos falsos, habitualmente rebatidos
desde el punto de vista médico, pero las matemáticas nos ayudan a formarnos una opinión basada en
información objetiva sobre por qué debemos vacunarnos. En esta ponencia nos centramos, en concreto, en
cómo las matemáticas evidencian la importancia de la
inmunidad de grupo, es decir, de la solidaridad como
sociedad.
Comenzamos analizando, desde el punto de vista
de la teoría de juegos, la razón por la cual los movimientos antivacunas están resurgiendo con tanta fuerza en el primer mundo.  De manera sencilla y gráfica
presentamos simulaciones que modelizan cómo se
extiende una enfermedad contagiosa.  El modelo concluye, de manera irrebatible, que para controlar una
enfermedad es necesario tener un número suficiente
de personas inmunizadas a priori y permite calcular
cuál es ese número.
Esto enlaza con entender el concepto de inmunidad

de grupo y qué tiene que ver, por tanto, la solidaridad
con la vacunación.
¿Qué sabemos (de verdad) sobre la psicología de
la pseudociencia? La realidad entre los problemas
metodológicos y los conceptos extraviados
Angelo Fasce
Universidad de Valencia. Departamento de Filosofía.
En esta comunicación se repasaron los resultados
científicos más fiables de los que disponemos en relación al porqué del éxito de la pseudociencia y de las
características de su distribución epidemiológica. En
efecto, en torno a este fenómeno perduran mitos y
creencias carentes de evidencia, diseminados incluso en círculos de divulgadores y escépticos. En base
a estos resultados fiables y al análisis de estos enfoques extraviados, se sacaron conclusiones respecto a
las mejores aproximaciones pedagógicas al fenómeno.
Entre estas conclusiones puede listarse: (1) La pseudociencia debe ser definida empleando un criterio de
demarcación teóricamente fundamentado, incluyente
respecto a los diversos tipos de pseudociencias existentes y funcional en un sentido práctico. (2) Es necesario unificar la psicometría de estas creencias, validando una escala a fin de garantizar la fiabilidad de las
mediciones y resultados (estandarizando las preguntas
y aumentando la validez externa). (3) Respecto a la
idea de que la mejor vacuna contra la pseudociencia es
el conocimiento de teorías científicas, la evidencia es
altamente controvertida y, en general, tiende a indicar
lo contrario. Otras dimensiones de la alfabetización
científica, como la confianza en la ciencia o la capacidad para ejercer el pensamiento crítico, parecen mostrar una correlación negativa más clara. (4) La oferta y
demanda de pseudociencia es explicable en base a un
universo heterogéneo de variables de tipo cognitivo,
afectivo, social, de personalidad, educativo, etc.
Mitos Vs. Ciencia. Pensamiento crítico
Carlos Moreno y Esther Márquez
Agora International School de Andorra.
En el momento en que vivimos, donde la información está al alcance de un clic, lo importante es saber

La incultura científica, y en particular la matemática, nos
hace tremendamente vulnerables a la manipulación mediática.

Anuario 2018

35 el escéptico

autores: 
Coordinador: 
Página inicial: 
34