Hoy hay charla de Clara Grima en EEEP Compostela

Sin duda la aparición de internet y las redes sociales virtuales han cambiado radicalmente la vida de casi todos. En la mayoría de los aspectos para bien y en alguno que otro no tanto. De lo que no hay duda es de que el uso de estas nuevas formas de comunicación humana nos proporcionan una cantidad ingente de datos, la huella digital, que nos permiten analizar comportamientos sociales que antes solo se intuían. Vamos a analizar un poco qué podemos conocer a partir de estos datos y alertar de que ser fieles seguidores de según qué elementos pueden costarnos muy caro. A veces, la propia salud y/o la vida.

Clara Grima, @ClaraGrima en twitter, (Sevilla, 1971) ‏es doctora en Matemáticas y profesora titular del Departamento de Matemática Aplicada I de la Universidad de Sevilla. Miembro del grupo de investigación en Matemática Discreta y coautora, junto a Alberto Márquez, del libro Computational Geometry on Surfaces (Ed. Springer, 2001). Desde 2010 es autora, junto a la ilustradora Raquel Garcia Ulldemolins, del blog Mati y sus mateaventuras, galardonado con el premio Bitácoras al mejor blog de Educación 2011, el premio 20Blogs al mejor blog en habla hispana 2012 y el premio Prisma a la mejor web de divulgación científica de 2013. Dicho blog fue el germen del libro Hasta el infinito y más allá (Ed. Espasa, 2013). Escribe en Jot Down, CienciaXplora y Naukas; era colaboradora del programa Órbita Laika (TVE) y, actualmente, es una de las autoras del podcast cultural Los 3 chanchitos, galardonado con el Premio Bitácoras 2016 al mejor podcast. Como divulgadora ha sido galardonada con el Premio COSCE a la Difusión de la Ciencia 2017.
Preside la comisión de divulgación de la Real Sociedad Matemática Española desde 2016. Entre otros libros de divulgación acaba de publicar (con Enrique F. Borja) "Las matemáticas vigilan tu salud", sobre modelos de epidemias, vacunas y la desinformación que ha provocado el nacimiento del movimiento antivacunas.
Está empeñada en enseñarnos matemáticas a su estilo a todos y se lo pasa muy bien en el intento. O eso parece.