Divulgación científica y escepticismo en la universidad

Sección: 
PRIMER CONTACTO
Pagina final: 
9
pinchar aqui para descargar pdf


Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  Divulgación científica y escepticismo en la universidad
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

el primer contacto

Divulgación científica y escepticismo en la universidad

U

na de las "quejas históricas" del escepticismo organizado es la ausencia de la visión crítica de lo "paranormal" y lo "enigmát i c o " en los medios de comunicación, mientras que la presencia de particulares a favor de dichas creencias es abundante. Por supuesto, las Islas Canarias no son una e xcepción a este respecto, ya que contamos trad icionalmente con populares ejemplos de divulgadores de lo "misterioso", amparados en la despreocupación del sector ac adémico por la evaluación c r í t i c ad es u s af irmaciones y la divulgación del pensamiento escéptico en los medios de comunic ac i ó n . Con la fi n a l i d ad de contribuir a paliar esta s i t u ación, un colectivo formado mayoritariamente por profesores y alumnos de la Universidad de La Laguna --ULL-- ( Te n e r i fe) decidió hac e ya t r e s años iniciar un proye c t o ac adémico abierto también al público externo interesado, del que hablamos en este artículo. E s t e c o l e c t i v o i n formal de miembros de la ULL, así como personas ajenas a esta institución tanto de Te n e r i fe como de Gran Canaria, preocupadas igualmente por la divulgación de la ciencia y la difusión del escepticismo frente a los "enigmas mediát i c o sd el ac i e n c i a " ,e s t a b a agrupado desde 1999 en torno a una lista de debat eat r avés del correo electrónico llamad a Esceptican. Con la ag i l i d ad, espontaneidad y esa cierta desorganización que carac t e r i z a a e s t a s l i s t a s , Esceptican ha supuesto para nosotros un enriquecedor foro de encuentro y nacimiento de inic i at i vas, como se comenta más ad e l a n t e . Algo más de una decena de miembros de la misma lo son además de ARP-SAPC, la entidad que ag l u t i n a formalmente al colectivo escéptico español. Los miembros de dicha lista de correo constatamos que, a pesar de la difusión mayo r i t aria de la cultura y del contacto diario con los adelantos tecnológicos, todavía muchas personas confían ciegamente en el primer estaf ador pseudocientífico que cuenta increíbles historias de viaj e sa s t r a l e s ,c u r aciones mediante energías positiva s ,v i s i o n e sd eo v n i s ,e t c . Todo ello corre parejo con el escaso nivel cultural generalizado en nuestra sociedad, en su doble fac e t ac i e n t í fica y human i s t a . Ante este desalentador panorama podíamos permanecer indiferentes o involucrarnos en ofrecer una alternat i va crítica a la desmesurada invasión de creencias y prácticas irracionales en nuestros medios de comunicación. Y optamos por lo segundo. Tal implicación surge naturalmente entre profesionales de la docencia y la investigac i ó nc i e n t í fi c a ,ei n t e r e s ados por la difusión del

escepticismo. Como solemos asegurar con frecuencia, este concepto realmente no es ajeno a la vida cotidiana, pues lo ejercemos contínuamente en multitud de ocasiones: por ejemplo, cuando deseamos adquirir un coche de segunda mano no confiamos ciegamente en la palabra del vendedor, sino que nos colocamos, de entrada, en una posición de desconfianza, esperamos que sea el comerciante quien responda sat i s factoriamente a todas nuestras preguntas (sobre el estado del motor, l ac a r r o c e r í a ,l as e g u r i d ad del vehículo, su edad, su historia, etc.) y damos por sentado que debe ser él quien demuestre la veracidad de sus af irmaciones, no nosotros quienes probemos su f alsedad. Pues esto, ni más ni menos, es una ac t itud escéptica natural que resulta muy saludable frente a la mayo r í ad ei n formaciones que recibimos, especialmente las relacionadas con fenómenos extraños, supuestos enigmas de la ciencia, terapias alternat i vas o la influencia de los astros en nuestra personalidad y f u t u r o , e n t r e o t r a s muchas temát i c a s af ines. El propósito de quienes d e fendemos esta ac t i t u d c r í t i c a n o e s d e c i r a nadie lo que debe o no creer, s i n oe q u i l i b r a re l t i p od ei n formación que llega al público medio ofreciéndole una visión diferente para que, con todos los datos y todas las opciones, pueda juzgar por sí mismo. A raíz de esta confluencia de intereses comenzaron a surgir diversas iniciat i vas como la colabor ación con el diario La Opinión de Tenerife en su suplemento de los juev e s Ciencia y Cultura 2·c; l a a s i s t e n c i a a actos públicos de carácter pseudoc i e n t í fico y el envío de cartas de protesta a los medios de comunicación cuando se consideraba necesario; la presencia en programas telev i s i v o sy r ad i o fónicos de debate para argumentar escépticamente frente a las af irmaciones menos racionales de nuestros oponentes; y la organización de actos puntuales en el Museo de la Ciencia y el Cosmos de La Laguna, el Ateneo y el Orfeón La Paz de la misma ciudad y e n l a Fac u l t ad de Psicología de la ULL, entre otros fo r o s . Precisamente de entre todas estas ac t i v i d ades destac al al l evada a cabo dentro del marco de las ac t i v i d ades del Vicerrectorado de Extensión de la ULL, consistente en el diseño y organización del curso Mitos y realidades en la ciencia y las pseudociencias, c u ya tercera edición se celebró del 20 de marzo al 14 de mayo de 2003 en el aula " Tomás y Va l i e n t e "d el a Fac u l t ad de Derecho de la ULL. El próximo año confiamos en celebar la cuarta edición, lo que esperamos confirme a la Universidad de La Laguna como un referente nacional en el terreno de la divulgac i ó nc i e n t í fi c a yl ap e r s p e c t i va escéptica ante las pseudociencias.

6 (2004) el escéptico

primer contacto
otros mitos muy extendidos, se habló también de los `productos milagro' en cosmética y nutrición, las técnicas de presunta adivinación del futuro, a s t r o l o g í a ,o v n i s , fenómenos parapsicológicos, las ideas de la "New Age" o las frecuentes fa l s i fi c aciones en torno a la arqueoastronomía, la historia y la arqueología; se abordó también la perspectiva juridíca de las pseudociencias y la relación de éstas con el periodismo, para concluir con dos mesas redondas sobre el papel de los medios de comunicación en la divulgación de la ciencia y las pseudociencias. Todos estos contenidos fueron presentados con un lenguaje accesible al público no especializ ad o ,e n forma de charlas de algo menos de una hora de duración seguidas siempre de un tiempo dedicado al debate y la resolución de dudas. Como puede verse por los temas trat ad o s , e l curso tiene un marcado carácter multi e interdisc i p l i n a r, contando en su última edición con 32 profesores de 18 áreas de conocimiento diferent e s ,l am ayoría de ellos de la Universidad de La Laguna, entre los que se contaron once miembros de ARP-SAPC. Como conferenciantes invitados hemos tenido el honor y el placer de contar con Manuel Calvo Hernando, Premio Mario Bohoslavsky 2003 (concedido por ARP-SAPC), Presidente de la Asociación Española de Periodismo Científi c oy q u e , además, fue Director General de Te l ev i s i ó n Española; Javier Armentia, Director del Planetario de Pamplona, conocido divulgador de la ciencia y crítico de las pseudociencias, que fue durante años presidente de ARP-SAPC; y José Ma r í aB e l l o , Director del Museo Arqueológico e Histórico de La Coruña y vicepresidente de ARP-SAPC.

(Cortesía de los autores)

El curso está estructurado en dos módulos de 30 horas (20 conferencias) cada uno: el primero, Panorama de la ciencia contemporánea, e su n a r evisión divulgat i va --no necesariamente exhaustiva ni completa-- de los principales asuntos que tiene entre manos la ciencia de nuestros días. Tr a s una introducción acerca del método y el nac imiento de la ciencia moderna, en esta última edición se abordaron temas como la relat i v i d ad , mecánica cuántica, fisión nuclear, e lo r i g e nd e l Universo, las presuntas amenazas del cielo o las posibilidades de existencia de vida e inteligencia e x t r aterrestre; se habló también de evolución, ciencia cognitiva ,s a l u dyr ad i aciones electromagnéticas, SIDA, vitaminas y antibióticos; y de biología molecular, desde sus orígenes a los conceptos básicos de genética, clonación o transgénicos; para terminar con el vulcanismo en Canarias, ecología y ecologismo, y la comunicación de los r e s u l t ad o sc i e n t í fi c o s . El segundo módulo, La ciencia frente a las creencias pseudocientíficas, t r ató temas como la r e l ación general entre sociedad, ciencia y pseudociencias, las percepciones engañosas de nuestro cerebro, diversos mitos en torno al mismo, experiencias inusuales como las de "salida del cuerpo" y cercanas a la muerte, así como un estudio psicológico de la relación entre nuestras creencias y l ar e a l i d ad ;s ea n a l i z a r o ne l fenómeno sectario y el punto de vista de la ciencia y la sociología frent e a l a s l l a m adas medicinas alternat i va s ; e n t r e

(Cortesía de los autores) el escéptico (2004) 7

primer contacto

Página 35 del diario Avui, del 23 de agosto de 2002, en la que se menciona la noticia. (Premsa Catalana S.A.) En sus tres ediciones el número de mat r i c u l ados ha ido creciendo progresivamente hasta alcanzar en el segundo módulo del curso 2003 casi el centenar de alumnos, la gran mayoría procedentes de la ULL, de muy diversas especialidad e s . Esta última edición se celebró con el pat r o c in i od e ld i a r i o La Opinión de Tenerife, Alcampo, Cepsa, Apeles Limpiezas y Fundación Anomalía, cuya colaboración permitió editar, además del tríptico anunciador, u nc a r t e le s p e c í fico del curso y un libro con los resúmenes de las charlas y los currículos de los profesores. Es de destacar también la repercusión en medios escritos de ámbito nacional como las rev i s t a s Muy Interesante, Mundo Científico o C N R, que publicaron reseñas de esta ac t i v i d ad (pueden consultarse, junto con la amplia cobertura periodística local, en http://webpages.ull/users/esceptic, donde también se podrá hallar, p a r ac ada conferencia, un resumen y una breve presentación del profesor correspondiente).

Aspecto de la mesa redonda La divulgación científica, el periodismo científico y la utilización de la ciencia en los medios en la que participaron (de izquierda a derecha en la imagen) Jesús Burgos (director del programa "Canarias innova" de RNE en Canarias), José Mª Bello, José Mª Riol (moderador, director de esta edición del curso), Manuel Calvo y Javier Armentia. (Cortesía de los autores) 8 (2004) el escéptico

Imagen de la mesa redonda Las pseudociencias y los medios de comunicación participaron (de izquierda a derecha) Javier Armentia, José Mª Bello, Ricardo Campo (moderador, coordinador del segundo módulo), Carlos Álvarez (profesor titular del Dpto. de Psicología Cognitiva de la ULL, profesor del curso) y Manuel Calvo. (Cortesía de los autores)

primer contacto
Los organizadores confiamos en que este curso cuente con nuevas ediciones en el futuro, de modo que se consolide como una oferta única por su amplitud y enfoque en nuestro país, con la participación de entidades que como ARP-SAPC tienen entre sus objetivos la potenciación de la divulgac i ó n c i e n t í fi c ayl ac r í t i c ar ac i o n a l a l o s mal denominados "enigmas de la ciencia" y otras creencias populares.
Inés Rodríguez Hidalgo y Ricardo Campo Pérez

¡A nosotros, que ya somos gatos viejos, con ésas!
Como siempre, los diarios están llenos de fa lsedades, ¿quién lo ignora en estos días ac i agos que nos ha tocado vivir? El dinero escéptico, f inanciado por la CIA y el FBI, aflora por doquier y sólo las mentes preparadas que realmente estamos informad o s , g r acias a pasarnos horas en inmundos lavabos públicos de aeropuertos (entre m ac a r r a s ,p r oxenetas --que nos han hecho más de una proposición sonrojante-- y agentes de la CIA que se niegan, entre risitas --nunca sabemos por qué-- a facilitarnos ninguno de sus datos personales ni a mostrarnos ninguna prueba de lo que dicen), en vez de hacer el absurdo de ir a comprobar las cosas y resolverlas basándonos en los datos que nos suministra la realidad y lo que vemos (¿hay algo más falso que la realidad? Ya l o d ijo Heisenberg, o Demócrito, o un cuñado suyo , que ahora no me acuerdo).

P u e sb i e n ,e lo t r od í al e íq u ee la r t i s t a Fr e d e r i c Perers, a pocos kilómetros de Cardona (Lleida), a f inales de agosto del año pasado, había escrito s o b r e l a t i e r r a c u l t i vable del Pla de Bergús la palabra `Sempervivens', de 25 metros de largo por cien de ancho, con la tipografía Swiss721,r e al i z ada mediante un arado de cinco discos. Pero, ¡a quién quieren engañar? Está claro que no a nosotros (bueno, supongo), que tras los dibujos de Nazca y los círculos campestres ingleses sabemos que eso sólo puede ser obra de gigantes o alienígenas, aunque los granjeros británicos se empecinen una y otra vez en decir que han sido ellos. No hemos hecho caso a los campesinos del Reino Unido, ¿y le vamos a hac e r caso a un artistilla que reclama para sí la gloria de un diseño marciano? No y mil veces no, por pruebas y pruebas que el contumaz artífice pueda llegar a proponernos. N ada nos puede llegar a servir más que esas misteriosas llamadas a medianoche, que nadie sabe de dónde vienen, o que esos sueños que se meten en nuestra cabeza cuando hemos tomado, quizás en exceso, el néctar de Baco, no por honrar a tan i l u s t r ed e i d ad ,s i n op a r a fac i l i t a r n o se lc o n t ac t o con inteligencias superiores a la humana y mejor adentrarnos, guiados por ellos, en los saberes ignotos que pueblan este mundo y que sólo nosotros, con nuestra pericia especial ac r e d i t ad a , somos capaces de acometer. Un artista ¡ja! ¿Qué dirán la próxima vez?
Alfonso López Borgoñoz

E

c i e n t í fi c o y, en consecuencia, la difusión de temas pseudocientífi c o s . -- Los intereses del mercado suponen una perturbación para difundir el conocimiento y contribuyen al sensacionalismo de la noticia c i e n t í fica. De este modo, su papel format i v os e convierte a veces en deformac i ó n . l periodista brasileño Valdir Pereira -- Las áreas de medicina y salud son las más Gomes ha realizado un trabajo sobre propicias para perturbar al público, debido a Ciência e pseudociência na midia s u r e l ación directa con la calidad de vida de la [Ciencia y pseudociencias en los medios], para poblac i ó n . su conclusión del programa de postg r adua-- Como consecuencia, la divulgac i ó nye l ción en Comunicación Social de la a n á l i s i s d e i n formaciones de esta naturaleza Universidad Metodista de Sao Pa u l o( B r a s i l ) . S et r at ad eu na n á l i s i sd el a s fa l s a sc i e n c i a s pueden producir confusión cuando se aboro . desde el periodismo científi c o ,ap a r t i rd el o s dan de modo inadecuad -- Los temas situados en la frontera tenue debates en el área de la llamada medicina a l t e r n at i va, que generaron amplia discusión en entre ciencia y pseudociencia, como las medii vas, tienen consecuencias para la e ld i a r i o Correio Popular de Campinas (Estado cinas alternat sociedad, principalmente cuando los medios de Sao Paulo, Brasil). El tema debat i d oe r al a no ofrecen análisis seguros y completos. homeopat í a . -- En esta perspectiva , l a d e s i n formación del Entre las conclusiones del trabajo, destac apúblico resulta más grave, como, por ejemplo, mos las siguientes: -- El periodista, en general, no tiene sufi - en el caso de la homeopatía, reconocida como cientemente clara la importancia de su papel especialidad médica por la Asociación Médica Brasileña desde 1980. s o c i a le nl a formación de la opinión pública. -- Lafalta de preparación de los profe s i oManuel Calvo Hernando nales de los medios provoca el analfabetismo Premio Mario Bohoslavsky 2003

Pseudociencia en la prensa

el escéptico (2004) 9

Página inicial: 
6