Noticia médica: ¿impacto científico o impacto mediático?

Sección: 
ARTÍCULOS
Pagina final: 
58
pinchar aqui para descargar pdf


Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  Noticia médica: ¿impacto científico o impacto mediático?
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

Noticia médica: ¿impacto científico o impacto mediático?
VLADIMIR DE SEMIR*
Si me permiten un juego de palabras, vamos a analizar el contexto y el recontexto de la información médica para que nos sirva de pretexto para un texto o tesis: la necesidad de un código ético para la comunicación de los temas médicos y sanitarios. Nos referimos al contexto de la práctica del periodismo y del mundo de la comunicación en el que evidentemente está englobada la circulación de la información científica y médica, y al cambio de referentes y de registros que se deriva de la necesaria recontextualización del discurso científico desde el foco emisor experto que representa la comunidad científica hasta llegar al público receptor de los mensajes. Para empezar hemos de destacar que hace ya un cierto tiempo que se han comenzado a oír voces que alertan sobre el riesgo de convertir la información en mercancía. Si la información se convierte en una más del mundo globalizado no hay duda que se resentirá la veracidad de los mensajes informativos y, en general, la calidad de los medios de comunicación pues su contenido se trivializará. Esta preocupación es compartida hoy por periodistas y científicos sociales de todo el mundo. Este es el contexto: estamos inmersos en un mundo en el que el "lo he leído en el diario, lo he oído en la radio, lo he visto en la televisión o lo he leído y visto en Internet" forma parte de nuestra formación cultural continuada a lo largo de nuestra vida y en la que, sin parangón con épocas anteriores, los medios de comunicación desempeñan un papel crucial y no sólo en la creación de una opinión pública. INFORMACIÓN-MERCANCÍA O INFORMACIÓN-CULTURA La realidad es que hoy ya se habla abiertamente de que los periodistas nos estamos empezando a convertir en proveedores de contenidos. Así es como se nos llama

52

el escéptico

otoño- invierno 2001

ahora en los grupos multimedia que nacen de las fusiones de las antiguas empresas dedicadas al mundo de la información y en los que la antes llamada actividad periodística consiste ahora en llenar el tiempo y el espacio que nos deja el tiempo y espacio dedicados a la publicidad y al tráfico de influencias. Por tanto la definición es muy correcta, nosotros llenamos ­damos contenido­ a esos tiempos de radio y de televisión o esos espacios de diarios, revistas o webs para distribuir los mismos mensajes pero en diferentes soportes. Y naturalmente, cuanto más creador de emociones sea el contenido, mejor, porque lo que cuenta es obtener el impacto necesario para que la audiencia sea la adecuada que necesita el negocio o la influencia del grupo multimedia. En esta situación es fácil darse cuenta de que estamos ante un círculo perverso de intereses que va a modificar, y mucho, la profesión del periodista y, lo que es peor, va a condicionar, y mucho, el propio trabajo del periodista. Va a ser la estrategia global del grupo multimedia el que marcará los objetivos de la profesión y la información o algo que se le asemeje será sólo un contenido, un medio para llegar al objetivo final de alcanzar mayor negocio y mayor influencia para el grupo. Si no desarrollamos mayor espíritu crítico y una reflexión sobre nuestra propia profesión, algo que será muy difícil en el seno de tales grupos, estamos condenados a un futuro bastante pesimista, aunque puedan existir excepciones como el ejemplo que nos brinda un diario como Le Monde donde los criterios periodísticos y de profesionalidad prevalecen sobre los otros, pues por suerte todavía hay quien piensa que no todo el público potencial es manipulable y que por el contrario se van a instaurar mayores niveles de exigencia entre la audiencia que, a medida que vaya siendo cada vez más educada, sabrá discernir entre la información-mercancía y la información-cultura1. Hoy ya no sorprende a nadie en los grupos llamados multimedia que sean los consejeros-delegado o los directores de márketing los que establezcan las líneas estratégicas informativas antes reservadas fundamenMICROSOFT

talmente a los directores-periodistas de cada medio informativo. De hecho los llamados directores de las correspondientes redacciones han perdido el peso específico que poseían antes. El ejemplo de cómo se actúa hoy ante la publicidad con respecto a otros tiempos es bien elocuente. Pocos directores ejercen el derecho de veto ante determinados mensajes publicitarios cada vez más agresivos y mixtificadores, incluso se acepta mezclar acciones publicitarias con textos eminentemente informativos, algo antes estrictamente controlado y que era una de las claves deontológicas del periodismo: diferenciar siempre la publicidad de la información2. En realidad los medios ya no transmiten la realidad, la construyen en un contexto en el que ya no es tan importante pensar para existir, sino que lo realmente importante es comunicar para existir. Esto es lo que hace afirmar a pensadores tan relevantes como el sociólogo Pierre Bordieau que estamos cada vez más sometidos a una circulación circular de la información y a unos medios que en realidad están imponiendo en la sociedad un fast thinking que nos hace eliminar reflexión y que simplifica y trivializa los mensajes, un fenómeno emparentado con el pensamiento único que nos amenaza y que en realidad busca la espectacularización de las noticias para así mercantilizarlas con mayor facilidad. Ese fast thinking se está imponiendo en la sociedad y en general en los medios de comunicación y va a ser muy difícil de romper. Ése es el contexto perverso al que aludía y hemos de ser conscientes de que corremos un gran peligro, porque como hemos dicho al principio, al mismo tiempo esos medios son los que mayoritariamente forman culturalmente a la sociedad. Por suerte comienza a exteriorizarse una cierta preocupación sobre esta deriva que se está produciendo en los medios de comunicación. En la conferencia internacional sobre la sociedad de la información que se celebró en Santiago de Compostela en otoño pasado bajo el auspicio de la Unesco, periodistas, expertos y empresarios del mundo de la comunicación debatieron sobre "la crisis de credibilidad en la prensa" y sobre "el nacimiento de un nuevo periodismo que arrincona las cuestiones profundas para dedicarse

otoño- invierno 2001

el escéptico

53

más los intereses del grupo acaban imponiéndose en muchos casos al manteEstamos cada vez más sometidos nimiento de criterios periodísticos. En a una circulación circular de la una jornada de debate sobre medios de información y a unos medios que en comunicación organizada por la Escuela Superior de Administración de Emrealidad están imponiendo en la presas, una de las conclusiones fue sociedad un fast thinking que nos hace que "las presiones políticas son la maeliminar reflexión y que simplifica y yor amenaza que los medios de comutrivializa los mensajes nicación deben afrontar a la hora de ejercer su tarea informativa con indeal mundo de lo superficial"3. Otra voz que merece ser re- pendencia"6. Tan asumida está por la sociedad esta sisaltada es la del premio Nobel de literatura José Sara- tuación que incluso las noticias la reflejan sin mayores mago quien en la inauguración del la XV edición del cur- problemas ni comentarios, incluso con cierta apariencia so de la Escuela de Periodismo Universidad Autónoma de candidez. de Madrid-El País alertó sobre la responsabilidad de los Un ejemplo puede ilustrar perfectamente estas asemedios, "infinitamente más grande de la que los propios veraciones. Noticia de portada de El Periódico (27 de medios creen tener" y apeló al "periodismo de reflexión enero de 2001): "El PP negocia apoyar a Mas a cambio para instalar la duda en la sociedad"4. de ser mejor tratados en TV3". O sea que resulta que las Este proceso de configuración de grupos multimedia noticias de TV3 son abierta moneda de cambio, sin tatiene asimismo otra dimensión que hace aún más gra- pujos y sin vergüenza alguna, en los trapicheos políticos ve la situación general del periodismo. La gradual con- entre PP y CiU para que Artur Mas se pueda afianzar centración de empresas dedicadas al mundo de la co- como posible heredero de Jordi Pujol a la presidencia de municación constituye una seria reducción de margen la Generalitat de Catalunya (nos comentaba un periode maniobra y al grado de libertad. Hace veinte años, dista amigo al leer esta noticia: "Pobre Mas, él que no cincuenta compañías controlaban el mercado de los me- puede soportar los sucursalismos, y pobres periodistas dios de comunicación y del entretenimiento en Estados de TV3 a los que dentro de unos días les comenzarán a Unidos (¡extraña confluencia entre información y diver- sonar los teléfonos: "¡Ponme en el telediario tres notitimento!), que incluye la televisión, el cine, la radio, la cias más del PP, marchando, que si no nos vamos a queprensa, el cable, las revistas y los libros. Hoy hay sólo dar sin apoyo!"). Éste es el contexto en el que también se mueve el cinco: AOL-Time Warner, Viacom, General Electric, Walt Disney y Fox Corporation. Y lo que es más preocu- mundo de la información científica y médica, no lo olpante, la actual administración Bush ha dejado bien cla- videmos. Pasemos ahora del contexto a reflexionar soro que "el derecho a la libertad de expresión de estos bre el recontexto: qué está pasando con la comunicación grandes conglomerados mediáticos es mucho más im- científica y médica y con su transmisión a la sociedad portante que la diversidad de intereses y puntos de vis- en general. Muy sintéticamente creemos que el probleta en la información"5. Esta aseveración ­en la que la ma básico es que, por esa presión mediática para conequívoca alusión a la libertad de expresión en realidad vertir las noticias en emociones del público, se va a enmascara una libertad de negocio­ fue realizada por la crear una respuesta cautiva del público respecto al meComisión Federal de Comunicaciones en el momento de dio y las noticias van a ser evidentemente el gancho anular una restricción impuesta hace décadas que im- para todo un círculo publicitario y de poder de los propedía a una compañía poseer más de una cadena de te- pios medios. En esta situación de búsqueda de la notilevisión, medida encaminada naturalmente a propiciar cia-emoción-gancho, la ciencia y muy especialmente la una mayor diversidad informativa y evitar la concentra- medicina y la sanidad permiten evidentemente por sus características una gran espectacularización de las noción de medios de comunicación. Finalmente, aunque no sea objeto de este análisis, ticias. Y lo que es peor es que el círculo vicioso que se no hay que olvidar la gradual injerencia política y tráfi- está creando no es sólo achacable a la propia prensa, co de influencias que experimenta el mundo de la in- sino que cae en él también en cierta medida la comuformación. Las concesiones de canales de televisión, ca- nidad científica, o como mínimo las revistas científicas denas de radio, licencias de telefonía móvil y otros especializadas de referencia que son las que mayorita"argumentos" similares en manos del poder político ha- riamente marcan la agenda de la información científica cen muy vulnerables a los grupos de comunicación y a en el seno de lo que podemos considerar periodismo sus líneas estratégicas de información, donde una vez científico y médico.

54

el escéptico

otoño- invierno 2001

DEL DISCURSO CIENTÍFICO AL DISCURSO PÚBLICO El problema de la recontextualización es que queda claro que el discurso científico en su contexto, en el de la comunidad de expertos y de las revistas científicas admite la publicación y valoración del avance científico como un step by step, ese paso a paso, que es el avance científico, aquel que determina que "in vitro hemos conseguido esto y después esto se puede aplicar y a lo mejor esto un día se convierte en un avance terapéutico". Este es el discurso que hace el científico cada día y que transmite a la sociedad científica en las revistas científicas, a través del peer review, que aceptan esos artículos para ser publicados y que en realidad forma parte de la propia metodología científica: explicar y demostrar como se ha llegado a un resultado a partir de una hipótesis y que ello sea reproducible. Hasta ahí todo perfecto, pero cuando ese contexto científico se traslada a la sociedad a través de los grandes medios de comunicación, aquí es donde seguramente está el problema como hemos visto, en parte por aspectos que ya se han comentado como es esa necesidad de hoy en día de vender la mercancía de las noticias, pero no quiero dejar de señalar también, otra culpa y creo que también es muy importante. Recuerdo hace años que trasladar la ciencia a la sociedad era una labor muy difícil, era complicado poner en contacto el mundo científico con el gran público porque había reticencias mutuas, el periodista tenía que ir a buscar la noticia, tenía que acudir a las revistas científicas, tenía que sopesar si un determinado avance científico lo era en realidad o no. Era un tipo de periodismo activo, buscaba la noticia, se necesitaba salir a la calle ­para que todos nos entiendan­ para traer a la redacción una noticia. Hoy todo esto ha cambiado, hoy el periodismo evidentemente se ha convertido en un periodismo mucho más pasivo, hoy el periodista no necesita salir a la ca-

lle, desde su mesa de trabajo llena todas las páginas que quiere, incluso el mayor problema es tener capacidad de selección y de discernimiento de cuál es la noticia del día entre las muchas posibles. Eso es lo que de alguna manera ha definido uno de los máximos periodistas médicos del mundo que es "Lawrence Altman" del New York Times como un lazy journalist, un periodismo perezoso. Está claro que en esa nueva forma de circulación de las noticias desempeñan un papel fundamental las revistas científicas de referencia en la que publican los científicos, y donde los periodistas deben ir a buscar la información, pero en realidad la reciben de forma ya preestablecida por la propia revista que selecciona sus temas, los jerarquiza según sus propios criterios informativos ­no científicos­ para que los periodistas tengan una buena información sin demasiado esfuerzo previo. De este modo la propia revista se convierte en un agente propagador de sí misma para conseguir impacto en la sociedad a través de los medios de comunicación para tener ella misma más audiencia y más credibilidad en la opinión pública y seguramente más publicidad, ya que estas revistas científicas no son ajenas a ese proceso comunicativo global que estamos padeciendo. Me gustaría que reflexionáramos un momento sobre una frase que el actual editor de Nature ­Philip Campbell­, la revista que es seguramente la más citada por los medios de comunicación de todo el mundo, escribió en el editorial de su revista cuando tomó posesión de su cargo el 14-12-1995: "Nature es una institución que significa mucho más que un director, y continuará buscando la excelencia científica pero también el impacto periodístico de forma independiente". Por tanto creo, que si nos paramos a pensar en esta frase está claro lo que está ocurriendo: la propia revista busca un gran impacto El periodismo es hoy mucho más también periodístico en la sociedad, y lo pasivo, el periodista ya no necesita hace por mediación de esos comunicasalir a la calle, desde su mesa dos de prensa que nos facilitan, pero sobre todo nos condicionan, a nosotros los de trabajo llena todas las páginas periodistas en nuestra selección y trataque quiere.
otoño- invierno 2001

el escéptico

55

probabilidad que luego tiene sus aplicaciones, miento de la noticia, nos da incluso los pero que puede evolucionar como cualquier titulares, y nos ofrece abundante noticonocimiento científico. El cia fresca basada además en una tiempo periodístico es un fuente que podemos citar como tiempo absoluto, "prestigiosa revista" con lo que es un tiempo que nos prestigiamos a nosotros misno admite la promos por citarla como origen de la babilidad y que se noticia. Por tanto el espíritu traslada además en crítico del propio periodista titulares taxativos, científico y médico está en como casi siempre son cuestión y viene condicionalos titulares de las notido mayoritariamente por ese cias. Las verdades periodístifoco emisor ­sin duda intecas son o no son, no admiten el resado­ en el que se han puede o podría ser... Por lo tanto convertido la mayoría de ahí también hay una dificultad adirevistas científicas y médicional que hace complicado que se cas de referencia. pueda realmente trasladar de forma riEstá lleno de ejemplos de noticias gurosa el avance científico al gran público que ofrecemos los periodistas científicos porque implica una simplificación muy procedentes de los press releases de revistas cienimportante del discurso científico, con el tíficas que en realidad acaban convirtiéndose en anécdotas y que no aportan nada nuevo al conocimiento agravante que plantea la generación de determinadas científico, y que la mayoría de las veces no tienen una expectativas cuando de salud y medicina se trata. Una continuación adecuada en los medios de masas. Sirven avance de una posible terapia en fase experimental es para llenar espacios y tiempos informativos y poco más. siempre interpretada por el público afectado directa o Dicho de otro modo: son una buena fuente como pro- indirectamente como que ya es válida para el ser huveedoras de contenidos. La actual moda de los genes mano y cualquier noticia de prensa al respecto se conque condicionan comportamientos humanos ­homose- vierte inmediatamente en una pregunta llena de ansiexualidad, infidelidad, alcoholismo, agresividad social, dad al correspondiente médico que trata a la persona en etc.­ está llena de casos como el que señalamos. Habría cuestión. que investigar qué persigue en realidad la revista científica en cuestión cuando selecciona estas noticias para ¿QUÉ HAY DE LO MÍO? su publicación: ¿impacto científico o impacto mediáti- Por lo tanto está claro que esa situación en perspectico? Y si es esto último, ¿cómo se ha realizado el proceso va y en contexto que requiere la información científica de peer review para determinar la correspondiente pu- no siempre es posible e incluso cuando se puede realiblicación? Este tipo de "novedades científicas", ¿se pu- zar plantea problemas de interpretación por el público blican en la revista simple y llanamente porque se sabe receptor. Otro elocuente ejemplo ilustrará de nuevo el alque luego tendrá un impacto mediático o realmente por- cance del problema. BTV, la televisión local de Barcelona, programa una que representan un paso más en el conocimiento científico? ¿Realmente se puede, como pretende Campbell, vez al mes una noche temática dedicada a las ciencias. tratar "independientemente" la noticia científica y el im- El 9 de noviembre de 2000 se dedicó a "Los retos de la genética". Se establecía un debate entre científicos; pacto periodístico? Ése es básicamente el problema del recontexto de en la mesa expertos en diferentes campos de la biololas noticias médicas y de salud. Pero existen otros mu- gía y de la genética, se habla de lo que es la genética, chos problemas, como por ejemplo la dificultad de de las perspectivas que plantea este conocimiento, de acompasar el tiempo científico y el tiempo del perio- que en el futuro relativamente lejano, allá por el 2020, dista. El tiempo científico es siempre relativo, siempre hay tiempo para ir redescubriendo, reconsiderando, corriQué persigue en realidad una revista giendo lo que se está haciendo, lo que científica cuando selecciona noticias se publica siempre se pone en cuestión para su publicación: ¿impacto inmediatamente por el propio equipo científico, por lo tanto siempre es una científico o impacto mediático?
56

el escéptico

otoño- invierno 2001

quizá se puedan realizar las primeHemos de llegar todos juntos a establecer ras terapias génicas con ciertas gaun código ético en la publicación de las rantías para algunas enfermedades hereditarias, también se habla de la noticias de medicina y de salud dificultad de transmitir todo esto a la sociedad... Y en ese momento del debate en directo la moderaLlegado un momento del debate se habla en síntesis de lo siguiente: "Creo que el reto de la genética es dora Gemma López abre la línea telefónica y dice: estrictamente genético, es decir, todas esas ratas que "quien quiera que llame y pregunte sobre lo que estatienen los científicos dentro de los laboratorios y lo que mos tratando..." ­Hola, buenas noches. hacen con ellas es algo que se le tiene que explicar al ­¿Cuál es su pregunta? ciudadano del siglo XXI. Estamos hablando de descu­Me llamo Sonia, estoy viendo vuestro debate, vuesbrimiento científico y de su aplicación y ahí es donde la sociedad se inquieta, porque aquella idea de la ciencia tro coloquio y resulta que tengo una hija que tiene veinpura dentro del laboratorio se convierte en fracciones de tiún meses y tiene una enfermedad genética, tiene que segundo en una expectativa entre el público, y esos he- ver con el riñón, es una enfermedad que conlleva insuchos los tenemos que contar a los ciudadanos de ma- ficiencia renal, y entonces, por lo que me han dicho los nera que se entiendan. A mí lo que me ha llamado mu- médicos la hemos cogido a tiempo, le han puesto un tracho la atención es lo siguiente: a ningún ciudadano que tamiento a base de corticoides y quimio y no le ha heande caminando por las Ramblas se le ocurre cuestio- cho nada, entonces, mi pregunta es: en sí la genética nar la validez de que exista el Liceo o que tengan una qué es, qué ayudas está haciéndome a mí, aquí, en el cantante de ópera, yo no veo por qué se va a cuestionar problema que yo tengo, dónde puedo acudir para que el que alguien se quiera dedicar a algo inútil como lo me asesoren sobre el problema que tengo con la cría, que hago yo, por ejemplo, que es el origen de la vida. como veo que aquí estáis, la verdad sinceramente, haEsto lo pongo como ejemplo, porque yo creo que un pro- blando con tanta tranquilidad, tanta seguridad, tanta blema que tenemos en la civilización latinoamericana, sinceridad, pues digo, a ver lo que ellos me pueden dela cultura latinoamericana y en la cultura española es cir, porque es que yo, de verdad, llevo así ocho meses, que la ciencia no ha sido parte de nuestra identidad cul- me llevan para un sitio, me llevan para otro y no sé lo tural, es muy raro encontrarse que un inglés, un francés que tengo que hacer; luego aparte tengo otro problema: o un estadounidense, cuestionen la legitimidad de la estoy embarazada de seis meses y medio, ni los tocólociencia, sea aplicada o básica, yo creo que el problema gos, ni los nefrólogos me pueden asegurar que mi hijo es, no hay ciencia aplicada y no hay ciencia básica, hay sea sano..." Queda claro que en el contexto de un debate amplio, buena ciencia o mala ciencia, y la buena ciencia puede llegar a tener aplicaciones en el futuro o tal vez no, serio y divulgador de "Los retos de la genética" que es pero incluso aunque no las tenga yo creo que es una lo que ve y oye el público, que es lo que siente esa maobligación en una cultura como la nuestra el que la dre que además vuelve a estar embarazada... "¡Qué ciencia se incorpore como un elemento importante de hago, dónde voy! Porque ustedes hablan de muchas conuestra identidad cultural, ahora eso requiere que haya sas, pero a mí lo que me importa de todo esto es cómo obligaciones de muchos sectores de la sociedad, por su- me afecta y cómo lo soluciono". Por tanto, si en ese puesto de los científicos en primer término, de los cien- contexto, que podemos considerar adecuado, nada tíficos con los científicos, porque la mayor parte de los simplificador, en un programa de una hora y media de científicos somos analfabetos funcionales, yo puedo debate, se crea esa expectativa en esa madre, qué no se tener una idea de cómo era la tierra primitiva, pero si al- va a crear cuando se publica que el Parkinson práctiguien me pregunta cuál es la situación actual de la fí- camente está en vías de curación... en ratas de laborasica de partículas, no voy a tener ni idea. La especiali- torio. zación del campo de la ciencia ha sido enorme. En segundo término está la responsabilidad de los comu- ÉTICA DE LA COMUNICACIÓN MÉDICA nicadores, si uno se asoma a la Televisión Española, por Si además a todo esto recordamos que en sólo tres años ejemplo, el tiempo que se le da a la divulgación de la se han triplicado en los cinco periódicos de mayor diciencia, es mínimo, comparado con el que se da a la di- fusión de España las noticias de carácter médico y de vulgación de la vida privada de las cantantes. Yo creo salud7, manteniendo en general el mismo número de peque hay que aceptar el compromiso de que la ciencia riodistas que cubren estas informaciones en los citados sea parte de nuestra cultura general". diarios, nos podemos imaginar el problema que se plan-

otoño- invierno 2001

el escéptico

57

tea para una adecuada gestión de todas esta información. Nos podemos imaginar la cantidad de mensajes que se están lanzando a la sociedad a través de los medios de comunicación que generan expectativas, que crean confusión, que resultan anecdóticos,... pero que impactan en un público muy sensibilizado por todo aquello que tiene que ver con la salud y el bienestar personal. Por lo tanto, estamos ante un problema grave, una gran dificultad de transmisión de cultura científica a la sociedad, y por tanto, mi tesis es que no todo debería ser publicable en un gran medio de comunicación aunque lo sea en una revista de referencia. Todo esto nos ha de hacer reflexionar sobre la necesidad, y esa es mi tesis, de que hemos de llegar todos juntos, revistas científicas, científicos, periodistas y editores de medios, todos los implicados en la cadena de la transmisión de este tipo de conocimiento, a establecer un código ético en la publicación de las noticias de medicina y de salud a la sociedad. Hemos de empezar a pensar en la necesidad de practicar a todos los niveles implicados una ética de la comunicación médica. é
Este artículo forma parte del número especial de la revista Quark número 20 que recoge las ponencias del encuentro "Información y genes", organizado en Barcelona por la Fundación Hefame y el Observatorio de la Comunicación Científica de la Universidad Pompeu Fabra en noviembre de 2000.

NOTAS:
1. Sobre la evolución del modelo de periodismo de calidad, recomendamos la lectura de Le journal `Le Monde'. Une histoire d'indépendance, Éditions Odile Jacob: 2001. 2. El actual director de Le Monde, Jean-Marie Colombani, se negó a publicar un anuncio de Philip Morris que pretendía demostrar que el tabaco no es responsable de cánceres. Capítulo `Le Monde' y la publicidad, página 185 de la obra antes citada. Sobre el mundo de la publicidad, recomendamos el número de mayo 2001 de "Le Monde Diplomatique". 3. El País, 19 de noviembre de 2000, página 40 4. El País, 9 de febrero de 2001, página 41 5. La Vanguardia, 22 de abril de 2001, sección de Comunicación 6. El País, 21 de abril de 2001, página 12 de la sección de Cataluña. 7. Informe Quiral 1997, 1998 y 1999

*VLADIMIR DE SEMIR es profesor de Periodismo Científico y director del Observatorio de Comunicación Científica y Médica de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. Miembro de la red European Network of Science Communication Teachers (ENSCOT) y del comité ejecutivo de la red internacional Public Communication of Science and Technology. Concejal de Ciudad del Conocimiento del Ayuntamiento de Barcelona. E-mail: [email protected]

58

el escéptico

otoño- invierno 2001

Página inicial: 
52