ESPACIO EN BLANCO. EL REIKI

EL ESCÉPTICO DIGITAL

Edición 2009 - Número 4 (230) - 4 de abril de 2009

Volver al sumario

Herodoto

(Artículo publicado originalmente en la bitácora Ego vox clamantis in deserto)

Hace año y medio escribí un artículo metiéndome con un programa de rado en RNE1 que trataba acerca de los "fenómenos paranormales" llamado "sexta dimensión". Releyéndome tengo una curiosa sensación, algunas de las cosas que dije en su día no las diría hoy, o las diría de un modo distinto. Sin embargo la intención principal que me animaba entonces la mantengo ahora con más ánimo que nunca: luchar contra el oscurantismo que empaña la sociedad, toda esa lacra de ovniólogos, médiums, visionarios, y demás que se aprovechan de la ignorancia ajena o son víctimas de la suya propia.

Aquel programa fue finalmente cerrado, de lo que me alegré profundamente, pero poco dura la alegría en la casa del pobre: fue sustituido por otro aun peor:"Espacio en Blanco", presentado y dirigido por el nefasto Miguel Blanco. Hacía tiempo que quería escribir sobre este programa, pero ha sido la emisión de este domingo, 15 de marzo, en la que el invitado, un tal Antonio Moraga nos hablo del reiki, la que me ha animado a hacerlo de una vez. No será la última.

Siempre que lo he oído el formato es el mismo: Miguel Blanco presenta un tema y a un invitado, supuesto conocedor del tema, al que entrevistará a lo largo de una hora. Algunas pausas en la entrevista son aprovechadas por una chica para "informar" al oyente acerca de algunos otros detalles relacionados con el tema. Pero antes de todo eso sabemos que el programa ha empezado por una tenebrosa voz en off, que comienza diciendo:

"Solo cuando el túnel está en la más absoluta oscuridad, es cuando puede volver otra vez la luz"

Yo no sé si es desvergüenza o casualidad, pero efectivamente tal parece ser la intención del programa, sumirnos en la más absoluta oscuridad. Prosigue la voz:

"Una puerta a nuevas dimensiones de la existencia"

Y es que este programa al igual que su predecesor, parece tener obsesión con las dimensiones. No es casual, pues estos charlatanes usan el lenguaje de la ciencia para cubrirse con un falso manto de conocimiento: dimensiones, energías, ondas, resonancias,... cualquier término que el ignorante público pueda asociar con la ciencia sirve. Por supuesto no es necesario conocer su verdadero significado, es más: conocerlo sería un estorbo. Un poco de revestimiento científico, sí, pero solo un poco. Estas gentes tienen la suficiente listeza para ver, con toda razón, a un enemigo en la ciencia.

Vayamos ya al programa de este domingo. Según nos dice la chica que colabora en el programa, el reiki es una técnica terapéutica originaria de la India y modificada luego en el Tíbet: Es "el reiki tradicional". Pero su enseñanza era oral y desapareció casi por completo, sin dejar fuentes escritas. ¿Cómo es entonces que sobrevivió? Pues gracias a Mikao Usui, un monje cristiano (la wikipedia dice que budista, no parece haber consenso en este punto) de Kioto. Usui fue un buen día de 1920 a ayunar al sagrado monte Kurama. A los 21 días de ayuno una bola de fuego se abalanzó sobre el tercer ojo de Usui (sí, sí, el tercero), permitiéndole ver millones de bolas con todos los colores del arco iris. Además, de ver las bolas, redescubrió el reiki con toda precisión, tras varios milenios de olvido.

Os prometo que todo eso lo he transcrito tal cual se dijo. Aquí hay una cosa que conviene explicar. Un curanderismo inventado en pleno siglo XX no cumple con el requisito de "mileniaridad": parece ser que este tipo de remedios son más efectivos cuanto más antiguos. El siglo XX está demasiado cerca, así debió parecerle a estos curanderos que mejor inventaban un pasado mítico en el que sus prácticas eran habituales

Prosigamos con el programa. ¿En qué consiste el reiki? pues resulta que hay una energía, el rei, que impregna todo el universo, también a nosotros. Si esa energía fluye mucho, mola. Otra energía, el ki, existe solo en los seres vivos (insisto en lo dicho antes: ¡ni se les ocurra preguntar a alguien que sepa física acerca de esto!). Este ki circula por unos canales muy finos, 72000 en total (ni uno más, ni uno menos). Si alguno de estos canales se bloquea, pues alguna glándula del cuerpo se queda sin su flujo de ki y deja de funcionar. Si el ki deja de circular por completo ya se pueden imaginar cuáles son las funestas consecuencias. Bueno, pues el reiki (es decir, rei y ki) sirve precisamente para desbloquear esos canales de energía.

El reiki no es una forma de curanderismo cualquiera, no se pierdan esto: puede actuar a distancia. Según nos contó el farsante invitado,

"Antiguamente solo los maestros iluminaos podían mandar energía a distancia(...) Jesús (...) Buda (...) pero cuando Mikao [Usui] descubrió el reiki (...) lo puede hacer cualquiera que esté iniciado en reiki a partir del segundo nivel" (hay 4 niveles).

El invitado nos hizo luego una demostración en directo en su programa (no lo intenten en sus casas, solo los iniciados pueden hacer estas cosas), mandándonos energía a todos sus oyentes. Yo no logré sentir nada, pero Miguel Blanco sí dijo sentir un "calorcito".

Ya conocemos el origen del reiki y qué es, pero ¿para qué sirve? Pues según nos dijo la chica del programa sirve prácticamente para todo: dolores de artritis, reuma, artrosis, dolores espalda y lumbares, menstruales, migraña, dolores de cabeza, cicatrizar heridas, soldar lesiones óseas, reducir inflamaciones, sanar músculos desgarrados, enfermedades víricas, otitis, gastroenteritis, infecciones de la piel, enfermedades mentales ¡incluso el sida!

¿Les parece poco? pues es poco. Según el farsante invitado de este programa, ¡también se cura el cáncer! Nos asegura que varias personas se han curado de cáncer solamente con el reiki, sin necesidad de recurrir a la "medicina oficial".

Aquí necesito hacer un alto. Esto es un acto criminal. Muchos de los oyentes de este programa padecerán cáncer (o SIDA, o cualquier otra cosa similar). Es muy duro recibir ese diagnóstico, y también es muy duro el tratamiento médico. Pero es efectivo en muchos casos. Lo que nunca es efectivo contra el cáncer son las prácticas de los curanderos, que no pueden curarlo. Lo que sí pueden es sacar el dinero de algunos enfermos que, desesperados, son capaces de recurrir a la primera palabra de consuelo convincente que oigan. En algunos casos estos curanderos se conformarán con sacarles el dinero, en otros harán que además abandonen su tratamiento médico. Cínicamente, el presentador de este programa se preguntó acerca de las "falsas esperanzas que podemos crear", para concluir que tal vez el reiki no se use por "falta de cultura de los médicos".

El farsante invitado insiste: muchos médicos lo practican. Habla incluso de algunos hospitales madrileños (Los hospitales universitarios de la Paz y 12 de octubre) en los que habría algunos practicantes. Ignoro si habrá algún médico sinvergüenza que en su consulta haga este tipo de cosas. No me sorprendería demasiado. Pero desde luego, no se practican en esos hospitales.

Para rematar, llaman al programa un par de personas. No se las oye directamente, es el presentador el que cuenta en antena sus problemas. El primero es el caso de una chica que se está quedando ciega. El farsante no necesita saber más, dice que "efectivamente" la puede ayudar. Con esa sola información hace un diagnóstico (jibiki, una energía negativa, oscura que al condensarse en ciertas zonas provoca enfermedades) y prescribe el tratamiento a seguir: cirugía astral. Dice además que ya ha tratado miopías en su clínica, mejorándolas.

Otro oyente que llama tiene un hijo con problema en el cerebro que afecta a la movilidad. El presentador solo nos dice esto. ¿Podrá el invitado ayudar? ¡Sí!, asegura, el reiki mejora todos los procesos, no solo los físicos, también los mentales. El diagnóstico de nuevo es "jibiki", esa energía oscura que hay que quitar para que la energía buena fluya como Dios manda.

Más cosas fueron las que se contaron en ese programa. Que el reiki sirve también para curar animales, que hay gente que vive solo de ello, que no hay como el reiki para soldar huesos, se contó cómo 12 maestros trabajaron todos juntos para curar un cáncer, que se puede usar el reiki para curar usando el aliento, o incluso curar con solo una mirada,... pero no creo que sea necesario ahondar más en esto.

Al finalizar el programa, el farsante dio un número de teléfono para que llamaran aquellos oyentes que quisieran recibir tratamiento. Todo esto es francamente repugnante, y no entiendo cómo algo así no es motivo para ir a la cárcel. Además, en un medio público. Repugnante y criminal.

URL: http://evocid.blogspot.com/2009/03/espacio-en-blanco-el-reiki.html

N. del E. No se priven sus mercedes de leer algunos de los comentarios al artículo, donde encontrarán algunas entradas en la forma de amenazas huecas y, como de costumbre, carentes de argumentos.

Volver al sumario

autores: