Novedad: Los productos naturales ¡vaya timo!

 

Ya ha salido de imprenta el último número de la colección ¡vaya timo! que edita Laetoli en colaboración con ARP-SAPC. En esta ocasión es José Miguel Mulet quien desmonta todas las falacias que rodean a los mal llamados productos naturales.
 
«Este libro —escribe el autor— se centra en analizar los productos ‘naturales’ o ‘ecológicos’ que nos ofrecen en diferentes aspectos de la vida cotidiana (alimentación, salud, hogar y energía), y valorar si realmente son tan efectivos como prometen o si contribuyen a cuidar nuestro planeta. Todo esto sin olvidar si el problema que pretenden solucionar es realmente tan grave como lo pintan, o si la mejora que ofrecen frente a un producto convencional justifica el aumento de precio, a veces desmesurado. Los productos naturales ¡vaya timo! está pensado para aportar argumentos para que, como consumidores, no nos tomen el pelo, es decir, no nos timen»
 
«Vivimos rodeados de supercherías —escribe Javier Armentia, director del Planetario de Pamplona y de esta colección— que se repiten y venden como ciertas. Algunas llegan a alcanzar notoriedad gracias a los medios de comunicación, que nos transmiten misterios aparentemente sobrenaturales o afirmaciones pseudocientíficas sin establecer antes un mínimo criterio de veracidad. Así, astrólogos, homeópatas, creacionistas, tarotistas, curanderos y muchos otros timadores parecen disfrutar de completa impunidad para vendernos sus productos. En la más reivindicadora tradición ilustrada, esta colección de libros se dirige a ese crédulo que llevamos dentro y nos muestra por qué los ovnis, la sábana santa, el feng shui, la astrología y otras modas son verdaderos timos: creencias falsas, vanas ilusiones que nos quitan tiempo y dinero (y a veces la salud). En esta colección el lector encontrará argumentos contundentes —y a la vez sabrosos— para pensar críticamente. En definitiva, para pensar: la herramienta más útil que tenemos para librarnos de los timos»
 
El autor del libro, J. M. Mulet (Denia, 1973), es licenciado en Química por la Universidad de Valencia (1996) y doctor en la especialidad de Bioquímica y Biología Molecular (2001). De 2003 a 2006 trabajó en el Biozentrum de la Universidad de Basilea (Suiza). Desde 2008 es profesor de Biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y dirige el laboratorio de crecimiento celular y estrés abiótico del Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas, centro mixto del CSIC y de la UPV. Ha publicado diversos artículos tanto de investigación en revistas científicas como de divulgación. Es autor del blog «Los productos naturales ¡vaya timo!»
(losproductosnaturales.blogspot.com).
 
El libro puede comprarse ya por internet en la web de Laetoli, y en librerías.

Comentarios

Yo soy muy escéptica, básicamente con la Iglesia católica y con lo que emana del poder. Desgraciadamente, la ciencia no siempre se desarrolla en beneficio del público en general, si no de quién paga en particular. Tengo un máster y un doctorado, sé de lo que hablo. El caso del Sr Mulet es clarividente, ya que desde el CSIC (un nido de víboras con unos intereses determinados, también lo conozco) y desde otras plataformas trabaja para la industria alimentaria y es uno de sus más fieles esbirros. Así que, sí, soy muy escéptica con todo lo que un ser así pueda decir.

Se da la circunstancia de que el Sr. Mulet da su nombre y titulación, no permanece en el anonimato. (Eugenio Manuel)

Creo que podrías expresar tus opiniones sin descalificar. Yo cuando leo "razones" llenas de términos como "nido de víboras" o "esbirros" tiendo a pensar que las emite una persona resentida y les doy menos crédito.
Por cierto, ¿en qué eres doctora y máster?

Estimada lectora/internauta, lo primero que cabe señalar es que cae por completo en la falacia de la autoridad con su velada mención a su máster y doctorado. ¿Se supone que tengo que creer lo que usted diga por tener esos títulos? Lo siento, pero no, para aceptar lo que usted diga necesito argumentos y pruebas, no recurrir a unos títulos que se supone que usted ostenta y que por lo que dice, no se sabe si tienen relación con el tema en cuestión. Pero es que aunque lo tuvieran, como ya he señalado eso es una falacia lógica, el mero echo de tener títulos no le da a uno la razón.

Una vez hemos superado su primera falacia encuentro que no ha esgrimido ningún argumento, eso sí, reconozco que tiene una muy buena capacidad para adjetivar, espero que muestre la misma capacidad para argumentar y así todos saldremos ganando.

Me permito la osadía de recordarle que el escepticismo(no me refiero al de los antiguos escépticos griegos), no consiste en negar por negar, consiste en dudar de lo que a uno se le afirma, escuchar los argumentos independientemente de quien provengan, porque lo importante no es el mensajero sino el mensaje. Analizar dichos argumentos de forma racional, examinarlos a la luz de las pruebas disponibles etc. para llegar luego a una conclusión ya sea ésta que lo que se le ha afirmado es correcto o completamente falso, o que tal vez tiene partes correctas y otras no tanto.

Así que cuando quiera vuelva a intentarlo, a ver si usando argumentos consigue que se forme un debate enriquecedor, porque desgraciadamente hasta el momento sólo ha conseguido dejar patente su escasa capacidad argumentativa.

Ismael Pérez.