PERIODISMO MUY DILUIDO

Edición 2010 - Número 3 (237) - 3 de abril de 2010

Volver al sumario

RinzeWind


(Artículo publicado originalmente en la bitácora Las Penas del Agente Smith)

    La cebolla (Allium cepa) constituye uno de los ingredientes base para un buen sofrito. Pero también puede curar un resfriado común.

Arranca así el artículo publicado hoy en El País titulado La homeopatía, ¿quimera o ciencia?, uno de esos textos que no son completamente inútiles porque al menos sirven de mal ejemplo. Concretamente, demuestra que se puede escribir, en el año 2010, un artículo sobre homeopatía sin citar:

    * El experimento de Randi en el programa Horizons en la BBC.
    * Las revisiones sistemáticas de Cochrane.
    * El editorial de The Lancet de 2005.

El artículo, concretamente, cae en esa falacia tan extendida en el periodismo que dice que si una persona dice que la Tierra es redonda y ligeramente achatada por los polos y otra dice que es cuadrada y hueca, hay un espacio para el debate y todas las opiniones son respetables. El título del artículo podría ser La Tierra, ¿esfera o cubo? Que un periódico de tirada nacional desperdicie una oportunidad así para informar un poco a sus lectores, en lugar de asumir que unos dicen una cosa, otros dicen otra, y la verdad estará en un término medio, es triste.

Me resulta especialmente preocupante el siguiente párrafo:

    Sin embargo, Luc Montagnier, premio Nobel de Medicina en 2008 por haber descubierto el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), no comparte esta opinión: “Se ha observado que ciertas diluciones dentro del agua en las que no queda materia sí registran, en cambio, vibraciones. Esta dilución puede reconstruir la información genética de la materia. Una información instructiva de la que la homeopatía no puede olvidarse, a pesar de que muchos críticos dicen que no hay nada. Pero sí hay algo. Nosotros hemos demostrado que hay estructuras en el agua que son inducidas por vibraciones electromagnéticas”.

Es sólo el cuarto párrafo del reportaje y ya se ha conseguido poner en contraste la opinión de un premio Nobel con la de Joan Ramon Laporte, jefe del servicio de farmacología del hospital de Vall d’Hebron de Barcelona.

Bien, punto número uno: la consecución de un premio Nobel en un campo no impide que alguien patine largo y tendido en otro. Un ejemplo, que ya será conocido para los que estuvieron en la última edición de «Escépticos en el pub» (cuña obligada: visite nuestro bar): Kary Mullis, que consiguió este galardón por haber descubierto la técnica que permitió la reacción en cadena de la polimerasa, dice que el VIH no causa el SIDA. Con dos cojones.

Buscando un poco acerca de la frase de Montagnier, descubro este artículo publicado en el blog Science-Based Medicine que habla precisamente de un trabajo de Montagnier que no sirve para justificar la homeopatía pero que sus seguidores utilizan para apoyar sus argumentos. Es más, leyendo el artículo parece que el trabajo es una chapuza:

    While not necessarily impacting the validity of the study, its publishing details raise some concerns. It was not published in an established, respected journal. It appeared in the first volume, second issue of a new journal, Interdisciplinary Sciences–Computational Life Sciences. The article is not written in the usual scientific format – it lacks separate sections for Methods, Results, etc. There are numerous typos and language errors that should have been caught by any proofreader even if the peer reviewers missed them. The editor in chief is in Shanghai, and four of the other editors are in various Chinese cities, while the other two are US based but have Chinese names. Montagnier is on the editorial board. It says it is peer-reviewed, but the speed of the process is worrisome: the Montagnier article was received 3 January 2009, revised 5 January 2009 and accepted 6 January 2009.

    [...] suggesting that disrupted particles of DNA can re-create the original bacterium in cell culture. If true, it would have all sorts of interesting implications, especially for sterilization by filtration. The evidence for this was referenced merely as a “personal communication.” I wonder why they didn’t publish it.

El artículo de El País, sin embargo, inmediatamente después de la cita de Montagnier, se apresura a comentar que «[a] raíz de este descubrimiento, los médicos homeópatas sostienen que la reacción que se origina en el organismo no es química, como sucede con los medicamentos alopáticos, sino de carácter físico». Ni una palabra sobre las dudas acerca del estudio. Ni una palabra acerca de que los mecanismos de actuación descritos en el estudio, en todo caso, y suponiendo que a pesar de todas las dudas que hay sobre su validez, son ciertos, desacreditan lo que se cuenta sobre homepatía, y que en ningún caso pueden utilizarse como argumento a favor. Termina muy acertadamente el artículo en SBM con un «Homeopaths who believe Montagnier’s study supports homeopathy are only demonstrating their enormous capacity for self-deception.»

Pero recuerden: lo que está matando al periodismo es Internet. Que los artículos que se escriben sean lamentables seguramente no tenga nada que ver.

(Gracias a Suso por enviarme un enlace al artículo.)

URL: http://rinzewind.org/archives/2010/03/06/periodismo-muy-diluido/


Volver al sumario

autores: