EL PERSONAL DEL IMC DE MELÉNDEZ LO DEMANDA POR DESPIDO IMPROCEDENTE

EL ESCÉPTICO DIGITAL

Edición 2009 - Número 5 (231) - 2 de mayode 2009

Volver al sumario

(Noticia publicada originalmente en el Diario de Avisos)

Los catorce trabajadores del Instituto del Metabolismo Celular (IMC), que dirigía el profesor Enrique Meléndez Hevia, han interpuesto una demanda por considerar improcedente sus despidos, después de que la Dirección General de Trabajo denegase la solicitud de autorización para extinguir los contratos de trabajo de la totalidad de la plantilla del mencionado instituto, formada en su mayoría por biólogos, farmacéuticos y médicos.

Según Trabajo, "no se dan en este caso las notas de imprevisibilidad, inevitabilidad o causa externa a la empresa; la realización de la actividad sin las autorizaciones y licencias preceptivas, hacía imposible la posibilidad de una paralización de la misma en cualquier momento". De hecho, recuerda la Dirección General, "el IMC abrió sus puertas y desarrolla su actividad sin la preceptiva autorización del Servicio Canario de Salud, por lo que no hay fuerza mayor, como alega Meléndez.

Hay que recordar que el pasado mes de septiembre la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) desestimó "el recurso de apelación interpuesto por la representación de Enrique Meléndez-Hevia y el Instituto del Metabolismo Celular (IMC), contra la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Santa Cruz de Tenerife". Con ella, se ratificaba la resolución del Servicio Canario de Salud (SCS) de 27 de febrero de 2006, donde se ordenó el cierre o clausura provisional de las empresas, centros o establecimientos en los que Enrique Meléndez Hevia y el Instituto del Metabolismo Celular desarrollan su actividad. Ahora, el profesor que popularizó los famosos polvos curativos, tendrá que pasar de nuevo por el Juzgado de lo Social, para responder ante las demandas de sus trabajadores, que llevan desde enero sin cobrar ni tampoco pueden acogerse al desempleo, ya que la empresa no les ha tramitado la extinción de sus contratos. Por este motivo, piden que se les abone una indemnización de 45 días por año de servicio, como si de un despido improcedente se tratara.

Respecto a esta última demanda del personal del IMC, ni el profesor Enrique Meléndez Hevia ni su abogado, Gustavo Matos, han querido hacer comentarios, porque prefieren esperar a que la Justicia se pronuncie.

URL: http://www.diariodeavisos.com/diariodeavisos/content/264929/

Volver al sumario

autores: 
etiquetas generales: